cabcat.jpg

Diciembre 12, 2010

Criaturas

maciejdakowicz-2.jpg

Maciej Dakowicz en un fotógrafo independiente con una cartera de clientes y una misión: demostrar que "se tu mismo" es el peor consejo que se le puede dar a un ser humano. Especialmente, a un ser humano de Cardiff, capital de Gales.

TY Julian! ¡Feliz fin del fin de semana!

Junio 24, 2010

Meet Julian Oliver

Julian Oliver - TEDxRotterdam 2010 from TEDxRotterdam on Vimeo.

Este es mi apuesto marido en su TED Talk. Aprovecho la ocasión para anunciar que el código que han desarrollado Julian y su amigo Damian Stewart para The Artvertiser ha sido afeitado, bañado y perfumado y está ahora a la disposición de ustedes bajo GPLv3 para que le hagan cosas.

Curiosos e interesados, pinchen en leer más. Si no entienden nada, mejor aquí.

The Code The entire project tree exists as a git repository, cloned like so on your local system:

git clone git://repo.or.cz/The-Artvertiser.git

The code should currently build on any modern Linux-based OS with the addition
of a couple of dependencies and - thanks to Damian - should also compile on OS X
with the correct prior tweaks in place. See the README file in the top-level
directory for more information.

A special 'mob' user has been set up allowing complete Read/Write access for
anyone at all. Once you've cloned the repository as above, just:

git checkout mob

.. to move to the mob branch. It's all yours!

We look forward to your improvements, forks, derivations and vandalisms.

Happy (urban) hacking!

Julian and Damian

Febrero 11, 2010

Petite en Escocia

451px-Scottish_infobox_template_map.png

Aunque ya no estoy en Edimburgo (la Atenas del norte!) porque ayer cogí el tren hacia Dundee, donde me quedo hasta el sábado, me he quedado patidifusa mirando las torres de la ciudad, que parece una mezcla de lo mejor de Praga, de Oporto y de Ljubliana pero con fish&chips (en mi caso chips&chips) y en media hora ha entrado en el Top 3 de Ciudades en las que Voy a Vivir.

¡Qué librerías! ¡Qué acento! ¡Qué curris!

Octubre 06, 2009

berlín era una fiesta

puppets-berlin-reunification.jpg

Mi amiga Lea me dice que para los berlineses la reunificación no significa mucho, y que lo gordo vendrá en noviembre, sobre todo en el este. Pero qué bonitas las marionetas de Royal de Luxe saliendo del río.

Una era, seguro, la niña-gigante que acompaña al elefante del sultán.

Septiembre 02, 2009

Atención, bilbaínos

ptkq.jpg

Esta señorita ofrece su casa en el nuevo barrio de moda berlinés a cambio de una casa en Bilbao de septiembre a noviembre. Son buenos meses para ir, justo cuando se van los turistas y la ciudad se pone en marcha antes de que llegue el frío.

Abril 23, 2009

¿Qué plan tienen para La noche de los libros?

0007116861.01.LZZZZZZZ.jpg

J.G. Ballard Redux es un espectáculo audiovisual dedicado a la figura y al universo literario del escritor británico J.G. Ballard, creado para la ocasión por White Balance, un dúo compuesto por el músico Frank Rudow (Manta Ray) y el realizador Benet Román (La Chula Productions). Mezcla de música en directo y visuales, improvisaciones y found footage, bases e imágenes de archivo, recrea los temas recurrentes y obsesiones –la ciencia ficción, la tecnología, el porno, la antiutopía aséptica y la catástrofe- de este autor visionario recientemente desaparecido, en un impresionante set en vivo, en el que Rudow da rienda suelta a su faceta más experimental mientras Román dispara collages visuales y otras piezas de su cosecha.

Jueves 23 de abril / 23:30h. / Círculo de Bellas Artes, Madrid
Entrada gratuita

Somos Malasaña, somos hiperlocal

malasaña.jpg

En esta vida, hay tres tipos de noticias importantes. El primero son las que demuestran que somos gente culta y civilizada, el tipo de acontecimiento o dato internacional o cultural que surge en una cena. Son el equivalente a saber de geografía: es importnte tenerlas controladas aunque sirven menos que las matemáticas, pero si no sabes localizar Irak en el mapa todo el mundo pensará que no sabes deletrear tu propio nombre y te dejarán por imbécil para todo, aunque no lo seas.

El segundo tipo son los datos hiperespecializados. Tienen que ver con nuestras filias personales, nuestras áreas de especialización profesional o, sencillamente, las cosas que nos gustan. A mi me preocupa poco que Hannah Montana saque o no saque un nuevo disco y mi padre ni siquiera sabe quién es pero, para un amplio porcentaje de la población, es mucho más importante que la crisis económica mundial. Lo mismo ocurre con el porno, Harry Potter, las distros de linux, la botánica, las gemelas Olsen o los congresos de blogs. Hasta hay un término hiperespecializado para eso; se llama La Larga Cola y es la gasolina de la Red. Este blog está hecho 150% de ese material.

La reina indiscutible de las noticias que realmente importan son, sin embargo, las hiperlocales, porque son las que nos afectan de manera cercana, directa y diaria, como una obra interminable en el edificio en el que vives, que cierren un café, abran un colegio o planten un parquímetro en tu calle. O que la hagan peatonal. O las rebajas de la tienda de la esquina, clases de pintura gratis en una galería local o un mercadillo de vecinos. Son ejemplos de información que no entran en un medio generalista (que no siempre publican cosas que importen, por muchas razones ajenas al lector) pero que nos importan mucho más que casi todas las demás noticias del día juntas. Son el principio de la comunicación. Y son las noticias de Somos centro, el primer medio hiperlocal del centro de Madrid y de su primer retoño, Somos Malasaña, capitaneados por Diego Casado Y Antonio Pérez, respectivamente.

Henrique Mariño les ha dedicado un bonito articulo en Público:

Somos Centro y, ahora, Somos Malasaña son un buen ejemplo de la información hiperlocal en España. Micromedios que abordan un tema muy específico que se le escapa a las grandes empresas. "Malasaña es muy barrio y sus vecinos tienen más sentido de pertenencia que otros, porque lo sienten como propio", apunta Casado. De ahí el interés que han suscitado, por ejemplo, las entrevistas a los vecinos y las historias de las calles, narradas por los más ancianos del lugar.

Ambos medios abordan dos áreas temáticas: noticias en general y agenda de ocio. Se trata de que los lectores conozcan la oferta del barrio y, al mismo tiempo, que el pequeño comercio se involucre en el proyecto. "Puede estar interesado en anunciarse en nuestras webs sin pagar mucho dinero, pero llegando a las audiencias que le interesan. Tendremos menos visitas, pero de más calidad, porque llegan directamente a su público".

La respuesta es Somos Centro, un diario digital sobre lo que ocurre en el meollo madrileño con ganas de crecer como una mancha de aceite por otras zonas de la capital. Ahora, semanas después de su nacimiento, sus responsables le han dado el pistoletazo de salida a otra web que cubre el barrio de Maravillas: Somos Malasaña, dirigida por el periodista y vecino del barrio Antonio Pérez.

Esto es uno de esos días en que casi me alegro de que ADN.es cerrara. Buena suerte, compañeros.

Foto robada de El estratografico, sin permiso y con perdón. Es tan bonita.

Abril 04, 2009

Petite does Toronto

toronto-canary.jpg

Dentro de dos días me voy a Toronto. Será una visita corta, asi que quiero exprimir los tres días lo mejor que se dejen. Ya sé que tengo que visitar Kensington Market, comprar en Bakka Phoenix Books y cenar en el Rua Vang Golden Turtle. ¿Más pistas?

Julio 03, 2008

El hombre que soñó el mañana

RBF.jpg

Si un visionario es alguien capaz de anticiparse a los problemas y sugerir soluciones con décadas de adelanto, es indudable que Richard Buckminster Fuller lo era; desde el cambio climático a la desaparición de los recursos naturales y energéticos, nuestras grandes crisis sin resolver ya le preocupaban hace casi ochenta años. Fue además uno de los primeros en afirmar que el ordenador sería una herramienta que cambiaría el mundo.

Sin embargo, prácticamente nada de lo que este futurista utópico imaginó llegó a materializarse. La gran mayoría de sus proyectos, desde los coches con tres ruedas a los edificios ligerísimos transportados por zeppelins o ciudades submarinas, fracasaron estrepitosamente o nunca llegaron a ver la luz. Incluso los que sí tuvieron éxito, como sus célebres cúpulas geodésicas, parecen hoy reliquias olvidadas de otro tiempo, fósiles de un futuro que nunca se hizo realidad.

¿Por qué nos fascina entonces todavía su figura, y por qué se mencionan sus ideas una y otra vez en el trabajo de los mejores científicos, artistas y diseñadores de nuestro tiempo? Veinticinco años después de su muerte, el Whitney de Nueva York explora la vigencia de su legado en Buckminster Fuller: Starting with the Universe, una ambiciosa exposición que intenta determinar cuánto tuvo de genio y cuánto de charlatán.

Sigue leyendo Buckminster Fuller: el hombre que soñó el mañana.

MAS: El decálogo de Buckminster Fuller

Marzo 25, 2008

El retorno de la Estación Fantasma

metrochamb3dr5.jpg

Aunque, en realidad, desde su inauguración en 1919, no se había movido del sitio. La Estación de Metro fantasma de Chamberí abre sus puertas por primera vez en 42 años, esta vez, como museo.

Chamberí es, como todas las ocho primeras estaciones de la línea 1, obra del arquitecto Antonio Palacios junto con Joaquín Otamendi, el mismo equipo que le cambio la cara a Madrid a principios del siglo XX. Palacios es también el autor de muchos de los edificios más bellos del acantilado de la Gran Vía y Alcalá. En solitario, o con la colaboración de su asociado, Otamendi, dibujó los planos del Palacio de Telecomunicaciones de Cibeles, del Círculo de Bellas Artes, del Casino de Madrid o del actual edificio del BSCH en la calle Alcalá.

Las agencias dicen que en la recuperación se ha conservado la publicidad fabricada en cerámica y porcelana en las paredes curvas de la estación, los bancos, las papeleras, etcétera. Han cerrado uno de los andenes de la estación y han cubierto el otro con una mampara de cristal para separarlo de las vías. Mientras, los trenes seguirán circulando con normalidad junto a esta "estación-museo". La entrada será gratuita.

Octubre 17, 2007

Amsterdam mon amour!

newman.jpg Estoy pasando mi primer día de descanso en tres semanas en el Mediamatic de Amsterdam y acaba de dejar de llover. De momento, no tengo muchos planes, salvo acercarme mañana a mis librerías favoritas: el American Book Center, el Atheneum Bookstore y Scheltema.

Si encuentran una, encuentran todas: están una detrás de otra. La primera es la mejor, la segunda la más famosa y en la última, que es una especie de Casa del Libro con mejor selección y millones de títulos en ingles, siempre hay saldos. Y cuando digo saldos, digo saldos: hace dos navidades me compré más de veinte libros maravillosos por dos y tres euros cada uno. Entre ellos, los cuatro volúmenes de El Mundo de las Matemáticas de James Newman.

The World of Mathematics no es una enciclopedia sino una colección de ensayos con pequeños prefacios de Newman. Confieso que yo no me di cuenta de lo que me llevaba hasta que, una vez en casa, los miré con más cuidado. Es uno de esos trabajos insólitos de amor puro, como la Historia de la Literatura Universal de Riquer y Valverde (que, por cierto, acaban de reeditar), que ocurren una vez en la vida y, una vez caen en tus manos, ya no puedes vivir sin ellos.

La selección de ensayos es exquisita. Un lector decía en Amazon:

Imagine reading Descartes on Cartesian coordinates, Whitehead on mathematical logic, Weyl on symmetry, Dedekind on irrational numbers, Russell on number theory, Heisenberg on the uncertainty principle, Turing on computer intelligence, Boole on set theory, and Eddington on group theory.

Imagínate. Newman escribió, junto con Ernest Nagel, un libro sobre el Teorema de la incompletud de Kurt Gödel que inspiró, a su vez, Gödel, Escher, Bach: un eterno y grácil bucle, que también es uno de mis libros favoritos de los últimos años.

Sé que existe una edición del Mundo de las Matemáticas en seis volúmenes traducida al español. Si la encuentran, no dejen de decirmelo: me encantaría regalarsela a mi padre.

Abril 19, 2007

La casa más cara de España está en La Moraleja

lacasamasfeadelamoraleja.jpg

Cuesta 8.700.000 euros. Y es fea de cojones. *

Mucho mas garboso, estiloso y carismático, este castillo diseñado y construído a golpe de machete por un mafioso ruso manitas.

castillodegangsters.jpg

Es el edificio más alto de Arkhangelsk y la casa de madera más alta del mundo. Tiene 13 pisos y mide la mitad que la torre del Big Ben. El Telegraph dice que desafía cualquier intento de descripción.

A whimsical jumble of planking, from a distance it bears a resemblance to a Japanese pagoda, but draw closer and it seems more like a mix between a Brobdignagian tree house and the lair of a wicked fairytale character.

Como dicen los de fotocasa, mejor verlo (via).

MAS. La casa más cara del mundo mundial, según la lista anual de Forbes, está en Surrey, Inglaterra, y cuesta 101.882 ¡millones! de euros. Les está costando venderla, la verdad. En 2005 también era la más cara y sólo costaba 90 millones de nada.

Abril 18, 2007

el mapa No es el territorio

curvas-esquinas.jpg

Parece una señal: no acabo de llegar y ya me cambian el plano del metro por uno tan ordenado, tan repeinado y tan mariquita que me ha dado urticaria solo de verlo.

En terremoto analizan la jugada y les parece bien. A mi no.

Dos clásicos. En Design Observer, Michael Bierut le rinde homenaje al mapa de Nueva York, de Massimo Vignelli por su 100 aniversario ((gracias Ale). Hace unos años, alguien propuso cambiarlo. En V&A, un pequeño especial a Harry Beck, especialista en circuitos electrónicos y creador del diagrama del mapa londinense. Le pagaron cinco guineas.

BOLA EXTRA. Travel Time Tube Map

Noviembre 30, 2006

Bruselas, de Dansaert a Saint-Géry

molenbee.jpg Hace dos años viví en Bruselas cinco meses y no me gustó. Fué una visita muy poco afortunada: compartía estudio con un matrimonio de artistas que se hacía pedazos, una amazona lituana de dos por dos que quería ser Amelie y un grupo de músicos experimentales que se estrenaban como directores de un gran festival. Asistí a la fiesta de fin de año más decadente de toda mi vida (y una tiene un pasado). Durante la cena, había dos menores viendo los teletubbies y eso fue lo menos raro. En cuanto los llevaron al sobre y nos comimos las uvas (que en bruselas es prenderle fuego a un papelito con todo lo que quieres enterrar y saltar sobre las cenizas), bajamos a un sótano decorado a las Mil y una noches y todo el mundo se puso a comer hongos alucinógenos con la esperanza de librarse de su pareja y follarse a la de otro, preferiblemente un colega y pasar el resto de las vacaciones haciendo terapia grupal. Fue como estar un peli de esas en que los protagonistas de M.a.s.h. se reúnen en una casa de campo a llorar porque se han convertido en sus padres. The Horror, the Horror.

Además, hacía un frío negro, húmedo y pringoso, como julio en barcelona pero en frío, una cosa fatal. Bruselas empezó siendo un castillo en una isla sobre el Sena, hoy Place St-Géry, y se fue extendiendo para dar fonda a la ruta comercial entre Brujas y Colonia. Se fue extendiendo sobre el río, no sé si me entienden. Su nombre, que proviene de la palabra holandesa Broekzele, significa casa de una habitación construída sobre el pantano y se lo han puesto ellos solos. Caminar por Bruselas en invierno es clavarte la mitad de los adoquines con los que taparon el río (que se han vuelto afilados como cuchillos roñosos) y nadar en un charco de barro tratando de evitar la otra mitad. Vas tieso como un palo, tratando de moverte lo menos posible dentro de la ropa encharcada, chocándote con otros náufragos que hacen lo mismo que tú y se cagan en tus muelas. ¡En francés! A Julian le gusta decir que no es casualidad que la mascota local sea un querubín orinando en la via pública. Dicen que aquel fue un invierno malo pero no es verdad, fue un invierno para pegarse un tiro en los huevos. A los dos meses de estar allí un grupo de científicos anunciaron lo que el resto de Bélgica ya sospechaba, que la polución de París era arrastrada lejos de francia por un dios amante del queso y la nouvelle vague hasta llegar a las montañas y entonces rebotaba un poco hasta quedar sobre nuestras cabezas.

Estos días, sin embargo, hace sol y la calle de mi apartamento huele a arroz con leche. Ayer volvía a casa tarde comiéndome un falafel cuando un caballero con aire de destripar jovencitas me dijo "bonne appetite" y yo le dije "merci" y no pasó nada más. Mi barrio preferido -que es la parte alta de Molenbeek- ha mejorado notablemente. Es como quien dice un lavapies o rabal de bruselas; el siglo pasado se industrializó de tal forma alrededor del canal que lo llamaban "el pequeño Manchester", después se fue al carajo y ahora es un barrio de inmigrantes que se está poniendo de moda. A los belgas les gusta decir que hace cinco años era un agujero y, haciendo honor a la verdad, la parte detrás del canal lo sigue siendo. Del lado de la rue Antoine Dansaert, que es la calle que va hasta la bolsa, cuatro listos han comprado las casas vacías, han tirado cuatro tabiques y las venden como lofts así que ahora las calles están limpias. El distrito Dansaert, hasta la plaza de Saint-Géry se ha convertido en el "refugio de los nuevos diseñadores". Y no veas.

Por si vienen algun día. Si entramos de espaldas al canal, están Alice y LeBonheur, dos tiendas de coleccionistas (de comics, muñecos, libros raros sobre pornografía y camisetas con grabados de los héroes locales) que tienen escaparates muy graciosos y a veces un poco autistas. Justo enfrente estaba mi bar favorito haciendo esquina, el Walvis, pero lo acaban de cerrar por un quítame allá esa pedazo de especulación inmobiliaria y me dicen que no volverá. Tenía tartas y wifi gratis. Hay muchas panaderías árabes donde se puede uno comer una crepe, que no es la crepe francesa sino una especie de filloa de carnaval* grasienta y deliciosa que a mí me gusta mucho y me sienta fatal. Después hay tiendas y más tiendas; ropa de primera y segunda mano, muebles, tejidos, sombreros, joyas, paraguas... aquellas zorras afortunadas que tengan tiempo y dinero para gastar harán bien en consultar Virgin Airlines y esta guía (en inglés y en PDF).

Estos días, el mercado de viandas es mercado navideño pero porque en el norte ya es navidad. Un poco más adelante, hay un minúsculo Chinatown con dos supermercados asiáticos que son como la planta baja del Corte Inglés y venden bolsas de Shitake de cinco kilos.

Hay dos sitios que me gustan especialmente para comer y beber. El primero es Pataya, un tailandés a mitad de Antoine Dansaert que sirve la mejor ensalada de Papaya que he comido jamás, aunque avierto que es para valientes: tiene tres tipos de picante distinto y encima, ajo. Es un sitio de llorar a mares, tanto con la papaya como con los curris, que están deliciosos. Al final de la calle a la derecha y de nuevo a la derecha (doblando una tienda de diseño muy bauhaus que hace esquina) hay varias cervecerías que me gustan, especialmente Greenwitch. Julian dice que me gusta porque me recuerda al Barbieri aunque todavía no sé por qué lo dice. Es grande y calentita, tienen todo tipo de cervezas (mi favorita es la Chimay Blue) y una fauna curiosa de parejas recién hechas, mujeres con poca tela y viejitos jugando al ajedrez.

----------------------------------------------------------------

* La filloa de carnaval es una costumbre gallega (no sé si también asturiana) que viene de pasar mucha hambre y hacer para muchos con muy poco, en este caso, agua, harina, huevo y una pizca de sal. La mezcla se bate en un cubo conveninetemente y extiende con un cucharón agujereado sobre una plancha de piedra o hierro puesta sobre el fuego y untada en tocino. Al calor, la mezcla se convierte en una hoja finísima de papel de biblia gigante. Si se come de inmediato es crujiente como las obleas; si no, es como comerse los pellejos a los lados de las uñas, conceptualmente repugnante pero inmensamente satisfactorio.

Noviembre 20, 2006

mi madrid

GranVia.jpgUna de las ventajas de irse de la ciudad de tus sueños es que, al volver, el mapa de tus imprescindibles se ha reducido a los ídem. Este es, por supuesto, un mapa personalizado y en construcción en el que espero contribuyan. Como llevo un tiempo pensando hacer mapas de ciudades en las que he estado para que mis recuerdos no desaparezcan, qué menos que empezar con mi propia ciudad. Sepan que todos los lugares mencionados son baratos y maravillosos salvo uno. Sabrán descubrir cuál es.


Vinícola Mentridiana. Mi taberna favorita del barrio. Es pequeña, íntima pero animada, tienen pocas mesas, todo tipo de vinos y unas camareras encantadoras. Sirven chatos como dios manda y el tiempo desaparece cuando estas allí. Un must.
San Eugenio, 9

La taberna del norte. Lo cambiaron de sitio hace más de un año y me gusta menos que el anterior pero sigue siendo el lugar perfecto para arrejuntarse y cenar antes de salir. Mi plato favorito son los huevos rotos. Y, si está cerrado, siempre se puede ir al Maño un poco más abajo.
c/Bernardo López García, 11

Moloko. Un bar histórico pegado a la plaza de las comendadoras donde la música está muy alta, ponen videos diferentes de lo que suena y, digan lo que digan algunos, no se puede bailar. Mi ruta habitual en un jueves tranquilo empieza en la taberna del norte y acaba allí.
Quiñones, 12


El Dorado. Mas conocido como el peruano de malasaña y, en mi caso particular, el único lugar donde dejo de ser vegetariana por un momento para pimplarme un ceviche, que no solo está delicioso sino que es -por si no lo saben- el mejor remedio contra la resaca. Los fines de semana, además, abren todo el día.
c/ Manuela Malasaña.

Pepe Botella. Los mejores años de mi adolescencia transcurrieron por el camino que hay entre Pepe y el Nasti (entonces Maravillas). Tienen buen café, te dan panchitos con la cerveza y ahora hasta tienen wifi. En una de sus mesas me enamoré por primera vez.
Plaza del 2 de Mayo

La Filmoteca. Cuando llego a una ciudad en la que me quedo mas de un mes, siempre pregunto por dos cosas; el mejor falafel y la filmoteca. Ahora que conozco unas seis puedo decir que el Doré de Madrid, sin ser e más grande ni el mejor equipado, es el más bonito. Tiene una encanto único, una programación siempre excelente, un precio ridículo (de poco) y una cafetería barata y agradable. Aunque ahora no dejan fumar.
c/Santa Isabel nº 3

Kawara, el japotalego. Le llamamos así porque, antes del euro, tenían un menú de sushi a mil pelas que luego se convirtió en diez euros que, como saben ustedes, no es exáctamente lo mismo. Agradeceré a mis amigos que me recuerden el verdadero nombre y la calle para que los no madrileños puedan ir, está detrás de preciados. Aunque no es el único japonés de madrid, sí es el único que recomiendan a los recién llegados en la embajada japonesa. Todavía tienen un menú asequible y la mejor sopa miso que he tomado jamás.
c/ Calle Aduana 23

Fuentetaja. Especializada en Literatura y variedades, es la mejor librería de Madrid. La de libros viejos es, para mi gusto, demasiado cara pero la otra es maravillosa y está atendida con mucho cariño. Envuelven los libros en un precioso papel rojo oscuro, cuando llegas a casa es como si fuera tu cumpleaños.
c/ San Bernardo 13

Mastropiero. Está a pocos metros del Nasti y no sé si sigue allí. Si lo hace, sepan que tiene las mejores pizzas de Malasaña, que es barata y argentina y que, cuando está de buen humor, la dueña invita a todo el mundo a tarta de chocolate o ricota con duce de leche.
c/La Palma. No recuerdo el número.

Petra's International Bookshop. Hace un tiempo era el mejor lugar para encontrar libros en inglés y tenía tres encantos característicos: sus sillones, su dueña Katherine -una americana preciosa que vino a estudiar periodismo y acabó abiendo una librería- y los gatos, a los que encontraba y adoptaba en régimen de hospicio hasta que alguien se los llevaba. Buscando la dirección he descubierto hoy que la librería se llama "Petra" y, como no me ha dado tiempo a ir, me pregunto si seguirá siendo la misma.
c/ Campomanes, 13

Cafe del Real. El lugar de la segunda cita y de la última cita; una en la planta de arriba y la otra en la de abajo, donde la cantidad de mesas es tan grande que nadie en su sano juicio se echaría a llorar. Y tienen la mejor tarta de zanahoria de Madrid.
Plaza de Opera

El Parnasillo. A unas calles del café comercial, el Parnasillo es una reliquia maravillosa. De él dijo Mesonero Romanos:

De todos los cafés existentes en Madrid por los años 1830 y 31, el más destartalado, sombrío y solitario era, sin duda alguna, el que, situado en la planta baja de la casita contigua al teatro del Príncipe […] Pues bien, a pesar de todas estas condiciones negativas, y tal vez a causa de ellas mismas, este miserable tugurio, sombrío y desierto, llamó la atención y obtuvo la preferencia de los jóvenes poetas, literatos, artistas y aficionados.

Le tengo más cariño por ser centro de mis reuniones con un puñado de habituales que por el lugar en si. Ahora cierra más pronto y tiene sala de no fumadores, donde estaba nuestra mesa.

El Diurno. Medio cafe medio videoclub, era el lugar de encuentro espontáneo de la resacosa pandilla los domingos por la mañana. En mi modesta opinión, el café es excelente, aunque te lo dan en vaso de cartón. Y el videoclub tiene momentos sorprendentes.
c/ San Marcos, 37 esq. Libertad

Café Moderno. Mi café favorito de conde duque y una de mis plazas favoritas de Madrid. Estos días la plaza ha sufrido un ataque del ayuntamiento pero el Moderno sigue como sienpre: poca luz, pocas mesas, buen café y poco ruido. En verano tiene una terraza estupenda y, en invierno, vino caliente con especias.
Plaza de las Comendadoras

El Vesubio. Hace años estaba siempre lleno de músicos porque confluían la redacción de una revista que ya no existe, el hotel Metropoli y la oficina de un conocido sello independiente. Ahora sigue siendo razonablemente barato, sus pizzas excelentes y tiene un encanto dificil de justificar que no tiene su hermana grande, dos calles más abajo. Es un restaurante sin mesas y también tiene pizzas para llevar.
c/ Hortaleza, 3

San Ginés. . Aunque no me atrevo a recomendar ni el chocolate ni los churros, lo bonito de esta chocolatería es que está abierta cuando todo lo demás ha cerrado, un oasis en el desierto de nada en el que se ha convertido la noche de madrid. Y es divertido bucear entre los personajes del Joy y el Palacio de Gaviria que salen con "un bajón de azucar" y se dejan piedras de coca en los sofás.
Plaza de San Ginés, 5

Cafetería del Corte Inglés de Callao. Una elección peculiar, ya lo sé. APero antes de que escupan en el suelo tres veces y se pesignen, consideren por un momento: esta en la última planta, tienen batidos, horchata y tortitas con nata y lo que es más importante, desde ella se ven los tejados de Madrid como si estuvieras en un globo.

El Badulaque. Como ya dije antes de saber la calle (¡gracias Mercutio!) hay minis de mojito (el mejor mojito de madrid) , una cabina muy pequeña y una camarera cuya belleza no es inmediata pero sí fascinante. Creo que su nombre es Pilar. Nuño dice que es Carmen.
c/ Salitre

Sitios cuyo nombre no recuerdo en mi barrio:

-En la calle Moratín, bajando desde la plaza de Antón Martín, hay dos; un café-anticuario donde hay muebles y querubines de tamaño natural colgando del techo donde siempre te dan pudding de pan que han comprado en la panadería que está justo al otro lado de la calle, en Atocha (una panadería excelente, por cierto); y un sitio de tapas que me dicen que ha empeorado un poco pero que sigue estando bien. Si se siguen dejando caer hay un pequeño café de jazz que suele estar mejor entre semana.

-Cuzando la calle Atocha hay una taberna en la calle San Eugenio, frente a un almacén de libros arruinado, donde dan tapas y buen vino que me gusta mucho (ver arriba). Bajando por la calle Tres Peces (o Esperanza, ya no sé) hasta Ave María hay un café con vidrieras que se hizo el dueño con cristales de seguridad deshechados por los bancos. Si van con una señorita, no la dejen sola con él. Si la pierden de vista y la hora es razonable, pueden ir a buscarse otra en el Barbieri, bajando desde allí hasta la plaza de Lavapies.

Después del salto, sus sugerencias.

Casa de granada. Excelente primera sugerencia. Si mal no recuerdo es un bar de tapas sin más, con la particularidad de que está en un ¿tercer? piso y tiene ese aire como de fiesta privada para muchos invitados con vistas a Tirso de Molina. Perfecto para antes o después de los cines ideal, a pocos metros. Gracias mazinger y janebeta.
C/ Doctor Cortezo, 17


copyfight_petite.gif
proyectos elásticos





++++


free_culture-thumb.jpg

free culture
en español


++++


GET CREATIVE
getcreativesmall.gif
Un vídeo CC
sobre el Copyleft




GALERIAS de LPC


techmuseumzagreb.GIF

+ + + +

bollywoodgal.JPG



¡Y más cosas!

20minutos.gif




patent_square.gif


~~~~~~~~~~

alternate text


BIBLIOTECA
PEQUEÑA GUIA DEL HIPERESPACIO
Free Culture
Move your MP3
El bello sexo
Tokio ni itta koto ga arimasu ka?
Estimulantes


Almacén

Una joven petite

El garaje




Creative Commons License

This work is licensed under
a Creative Commons License
XML