cabcat.jpg

Noviembre 23, 2010

Neukölln: Offending the Clientele

Offending the Clientele from Retsina Film on Vimeo.


Agosto 27, 2010

Meet The Men in Grey

mig-polreport.jpg

Men in Grey es una entidad autoregulada e inestable cuyos nodos se manifiestan en aquellos espacios donde el flujo de datos es poderoso. Los MIG se introducen en el espacio no-regulado que existe entre el ordenador y el router. Una vez allí, reflejan fielmente sus conversaciones, usurpando del sistema cualquier ilusión de privacidad y, con creciente frecuencia, provocando pequeños arrebatos de histeria entre los afectados.

Hay razones para pensar que atacarán la inauguración del Media Facades Festival, un acontecimiento que tiene lugar esta noche en varias capitales de Europa.

Creemos que han elegido Berlín.


Men In Grey from Zeppelin Productions on Vimeo.


Abril 29, 2010

Tengo el placer

INVITE_III.jpg

Enero 28, 2010

Collaborative Futures: un libro a doce manos

IMG_3843.JPGAdam ha ido a buscar la primera copia de Collaborative Futures, el libro que he escrito a diez manos ¡en una semana! junto con los muy formidables Mushon Zer-Aviv, Michael Mandiberg, Mike Linksvayer y Alan Toner, bajo la atenta supervisión de Adam. El mago croata Aleksandar Erkalovic, al que no había visto desde que me fuí de Zagreb, montó el editor mientras nosotros montábamos el contenido. Mago del código y de la noche: también montó a María..

La plataforma, por cierto, se llama Booki y no es menos formidable. Es GPL, mucho más fácil que un wiki y está diseñada para colaborar a muchas manos -esto es, a la vez- en libros de cualquier tipo, con un chat que hace a la vez de chivato y de twitter. El libro lo pueden leer, descargar, ampliar, mejorar, compartir, remezclar, distribuir desde aquí. Ha sido un encargo especial de Transmediale y lo presentaremos allí la semana que viene.

collab_fut.jpg
CF team - Faltan Adam y Alan y no se de quién es la foto...

Octubre 06, 2009

berlín era una fiesta

puppets-berlin-reunification.jpg

Mi amiga Lea me dice que para los berlineses la reunificación no significa mucho, y que lo gordo vendrá en noviembre, sobre todo en el este. Pero qué bonitas las marionetas de Royal de Luxe saliendo del río.

Una era, seguro, la niña-gigante que acompaña al elefante del sultán.

Enero 06, 2008

24C3 o lo que los reyes dejaron hoy en mis zapatos

1198933379_f.jpg

De repente, ya es 2008. Les felicito con retraso. Yo escapé a Berlín hace un par de semanas y acabo de volver, después de tirar unos cohetes, beber vino del Rhin y disfrutar el 24C3, el maravilloso congreso del Chaos Computer Club. Es mi evento favorito; si no han ido nunca, hay que ir. Si no para hablar, al menos para escuchar, fabricar pequeños mandos que apagan los televisores, interrumpen las llamadas celulares o parpadean cuando entran en territorio RFID. Este año, he aprendido a abrir cerrojos. ¿Qué han aprendido ustedes? Ahí está. Hay que ir.

Las charlas, bien es verdad, fueron más flojas que el año pasado y no hubo tanto Steampunk como prometíeron, aunque sí algún pulpo, algo de porno y una máquina indescriptible calentando sopa el primer día en el hall. A cambio, las camisetas de este año eran bien bonitas y los temas fueron más o menos los de las 23 ediciones anteriores a esta: seguridad, desarrollo, cómo salvar la tierra cuando llegue el día del juicio final y nuestro único talento sea saltarnos el login de las redes wifi del aeropuero de Stansted y cosas que podrían salir el La Mosca (Cronenberg, 1986) o en algún capítulo de Alias especialmente molón.

La Máquina de Ondas Cerebrales de Mitch. Los workshops estuvieron muy bien: al segundo día, el Media Market de enfrente tuvo que poner carteles y adiestrar a los de seguridad para reconocer portadores de los TV-B-gone caseros de Mitch Altman, que este año además arrasó con La máquina de Ondas Cerebrales. Es lo que lleva Servando, VJ extraordinaire, en la foto de arriba (robada miserablemente de su galería). Pero antes de que siga con las gafas, por favor miren lo que hace su gato. Increíble.

El concepto de este psicodélico objeto es alterar el estado de conciencia de su portador, consiguiendo modificar el comportamiento de sus ondas cerebrales disparando sonido e imágenes sobre las partes más cercanas al cerebro del sujeto -su cabeza- con la ayuda de microprocesadores. Si notan que Servando tiene cara de relajado es porque, a diferencia de Malcolm McDowell, Servando escucha, en estéreo, los sonidos que emite un cerebro en estado de meditación. La idea es que las ondas de su cerebro se sincronicen con las del cerebro virtual meditante, que es como una Eva Nasarre del ejercicio espiritual.

La primera vez que ví la máquina no fue sobre Servando sino sobre una adorable criatura con vestido victoriano (en honor al steampunk) y el pelo largo hasta la cintura. Cuando me explicaron lo que era se me ocurrieron aplicaciones más excitantes para La Máquina y estoy segura de que a Mitch también. Yo creo que lo de la meditación es sólo una tapadera.

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el DNA y no sabías ni cómo preguntar. La estrella indiscutible del congreso fue, sin discusión, Programming DNA: A 2-bit language for engineering biology con el impagable Drew Endy. Si les da mucha pena no haber ido, tienen suerte: hay video! Y es tan maravilloso que, después de la charla, hasta me pareció que Drew destilaba un cierto atractivo animal. No lo vean de cualquier manera.

Otros momentos estelares del congreso fueron DIY Survival: How to survive the apocalypse or a robot uprising (basado en el ídem) y Modelling Infectious Diseases in Virtual Realities (video), que versa sobre las interesantes posiblidades virológicas interraciales en entre orcos, elfos oscuros y otros seres interesantes, con momentos de gran hilaridad durante algunas proyecciones ejemplarizantes.

Los muchachos de MAMA -la que fue mi primera casa cuando me fui de Madrid y que hizo posible, entre otras cosas, esta galería- protagonizaron la segunda parte de Hacking ideologies. Allí Tom habló de cómo algunas empresas han adoptado la jerga del Open Source sin acoger ni uno sólo de sus principios, llenándose la boca de transparencia, libertad y principios sin moverse ni un milímetro de su estructura vertical, su ortodoxia corporativa y su ambición estricta y exclusivamente capitalista.

Me gustó especialmente esa charla. Y me quedé pensando que no sé quién es peor, el tipo de marketing que te vende el mismo timo de siempre como si fuera un club de guerrilla espontánea contra las grandes empresas o los gurús con complejo de Cassandra que se creen que todos somos tan gilipollas que nunca nos daremos cuenta de que no saben, ni lo que hacen, ni lo que dicen. Pero se pueden ir los dos a la puta mierda.

0aasmallintestin.jpg

Las pérdidas irrecuperables. Me perdí Guerrilla Knitting aposta, aunque conjuró bellezas entre el público, porque me pareció una chorrada, pero mi amigo Pix -que se quedó precisamente porque era la charla que menos le interesaba del congreso sobre el papel- me dice que fue interesante y explica cómo, por ejemplo, a principios del siglo XX, los vendedores de lana ofrecían los patrones a sus clientes con la receta a medida de sus propias madejas y sus propias agujas, de manera que era inservible usar material de un competidor.

En un momento dado, Rose White dice que algo se convierte en "como linux contra Windows" con los patrones y eso pero, como no sé un carajo de punto, los intríngulis de esta emocionante historia escapan a mi entendimiento. Por suerte para todos, Reg le ha dedicado un excelente post con multitud de enlaces.

Todos los años hay un evento que no es una charla ni un workshop ni un panel y que es como el momento queer del C3. No siempre es el concurso. El año pasado fue la sesión de standup comedy para Hackers, con chistes sobre Free BSD y eso. Este año fue el concurso: Rule 34 Contest:There is porn of it.

De esto no hay grabaciones ni fotos ni nada porque las prohibieron terminantemente, pero sí fue de mucha risa. Y también me lo perdí porque me estaba emborrachando con Martin y Katie, dos criaturas diabĺicas que son, además, mis mejores amigos en Berlín. El concurso consistía en encontrar la conexión porno con cualquier cosa en microdécimas de segundo. Ganaron, por supuesto, las chicas. Qué ganaron, eso ya no lo sé.

Y esto fue todo lo que dejaron los reyes en mis zapatos. Disfruten el resto de las charlas (muchas en alemán) en el tubo, google videos y la página oficial del congreso.

Que los reyes les traigan salud, amor y una suscripción vitalicia al New Scientist.

Abril 26, 2007

berlin: sanatorium

sanatorium2.jpg

Despedirse de Berlín es más difícil de lo que parece. Mucho más cuando es primavera, las terrazas desbordan mujeres bonitas con sandalias nuevas y viene gente de todas partes atraíos como abejitas por el dulce amor berlinés, que es como el aquí-te-pillo-aquí-te-mato oportunista de toda la vida pero con la intensidad trágica de un accidente ferroviario y sin efecto postraumático aparente. Cualquier persona sensible lo nota nada más salir del avión, que el amor berlinés es distinto. Unos dicen que es por las guerras, otros dicen que Berlín siempre ha sido y siempre será así.

Lo que ven arriba es una foto del Sanatorium, uno de mis bares de cabecera en Friedrichshain y el primero de mi pequeña guía de favoritos del barrio.

El Sanatorium tiene siempre una exposición, normalmente de pinturas/grabados/litografías y cosas muy pop/post-punk, de cuadros que están a la venta y que cambia cada dos semanas. Los fines de semana se pone hasta la bola de estudiantes de arte y bohemios de pastel. Y eso es lo malo. Lo bueno:

- En verano, te puedes sentar al sol en la terraza para ver cómo cambia el color de los azulejos a ambos lados de Frankfurter Alle, una experiencia única pero indescriptible.

-En invierno, te puedes tumbar a leer calentito de cara al ventanal enorme o mirar cómo llueve mientras te tomas una sopa caliente. O una tarta. Todo está bueno.

-Por la noche, hay un camarero guapísimo (que por desgracia pierde aceite por todos lados) que te prepara un Moscow Mule delicioso y refrescante por menos de cuatro euros.

-Por la mañana, hay una camarera guapísima (que por desgracia no pierde aceite por ningún lado) que te prepara un zumo delicioso y refrescante por menos de tres euros. Mi favorito es de naranja, piña y pera.

- Tiene wifi. Mucho. Gratis.

- Es espacioso, luminoso y tranquilo. Tiene pocas mesas, mucha intimidad y es de los últimos en cerrar.

- Tienen schneider-weisse Kristall. Según algunos, la mejor cerveza del mundo.

Febrero 20, 2007

berlin, efectos especiales

ber.jpg

Berlín está lleno de lugares mágicos que lo serían en cualquier contexto, en cualquier otra ciudad. No todos son espectaculares -un arbolito que sobresale detrás de un muro, una galería trasera, una antigua estación de tren - y muchos sólo existen en el momento en que los descubres y luego es imposible encontrarlos otra vez. Por suerte para mí, los dos sitios más bellos de la ciudad son permanentes y están en mi barrio: la avenida de Karl Marx (en mi casa es Franfurter Alle) y el puente Oberbaum sobre el Spree. El puente separa berlin este de berlin oeste y la parte reconstruída del muro está a pocos metros de allí. Durante el invierno, el río se congela y berlineses intrépidos de uno y otro lado caminan sobre la superficie helada con sus amigos y sus perros. En verano los barcos pasan por debajo con bandas tocando jazz sobre la cubierta. En la avenida de Karl Marx, los edificios cambian de color con la luz: en verano parecen cubiertos de papel de oro; en invierno la torre flota en el aire parpadeando, como el ojo de Sauron sobre la ciudad.

A pesar de todo esto, los turistas se quedan extasiados mirando las placas. Aquí se escondió una familia judía -dice una placa a la salida del museo de Anna Frank. 1916-1936, dice la otra. Y esos naturales de New Jersey, de Conneticut y de San Francisco, que salen borrachos del bar de la primera planta y se estaban riendo a gritos, se quedan callados de pronto con una expresión de duelo, como los niños cuando descubren que han pisado un camino de hormigas y sienten el peso de la tragedia moral justo antes de rematar al resto. Siempre que veo a un americano fotografiando las placas me pregunto si saben que un poco más abajo están bombardeando las raices de la civilización occidental.

Mi placa favorita lleva una cita de Heinrich Heine: Das war ein Vorspiel nur, dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen. Está enterrada frente a la Universidad Humboldt, en una estantería de 20.000 libros sin libros, en recuerdo de todos los que se quemaron el 10 de mayo de 1933. Las notas de Arcadi Espada en Berlín tampoco se libran del punto necrófilo pero me gusta esta bonita anécdota:

Todo son historias. Berlín es las mil y una noches –noche y noche— de este lado del tiempo y del mundo. Una de alemanes, de muro y de libros que me cuenta Cristina en el camino de Treptow. El cierre total de la frontera pilló a muchos berlineses desprevenidos. Y entre los asuntos pendientes estaban los libros prestados por bibliotecas del Oeste que estaban en poder de ciudadanos del Este. Ya no podían devolverlos. Pero los guardaron con sus papelitos. Pocos días después de caído el Muro había colas en muchas bibliotecas, y las formaban alemanes pacientes y fieles a sí mismos. El relato mínimo prueba que había dos calles: una llevaba a la eternidad y se basaba en el hecho consumado. Esta solidez del hecho sobre la que se apoyaba el gran Honecker. El muro durará cien años declaraba a los periódicos el 20 de enero de 1989. Cien años, en efecto. Sólo que pasaron entre el 20 de enero y el 9 de noviembre.

La he visto en uno de los muchos blogs de Jose Antonio Millán, que estará pasado mañana en Gerona dando una charla a la que me gustaría asistir: El piano de letras. Tecnología, pasión y eclipse de la máquina de escribir.

Las fotos son de Guillaume Zuili.


copyfight_petite.gif
proyectos elásticos





++++


free_culture-thumb.jpg

free culture
en español


++++


GET CREATIVE
getcreativesmall.gif
Un vídeo CC
sobre el Copyleft




GALERIAS de LPC


techmuseumzagreb.GIF

+ + + +

bollywoodgal.JPG



¡Y más cosas!

20minutos.gif




patent_square.gif


~~~~~~~~~~

alternate text


BIBLIOTECA
PEQUEÑA GUIA DEL HIPERESPACIO
Free Culture
Move your MP3
El bello sexo
Tokio ni itta koto ga arimasu ka?
Estimulantes


Almacén

Una joven petite

El garaje




Creative Commons License

This work is licensed under
a Creative Commons License
XML