lastsupper.jpg

Baader-Meinhof

LPC en la biblioteca | Febrero 15, 2011

richter-2.jpg

The woman knows there is someone else in the room with her without turning. She looks at the painting of Ulrike, one of three related images. The man asks, "Why do you think he(the artist) did it this way?" She does not answer. "I'm trying to think of what happened to them." She answers, "They committed suicide. Or the state killed them."

..."They were terrorists, weren't they?" He asks. "When they're not killing other people, they're killing themselves." He pesters her, asking her if she taught art. She didn't want to tell him that she is out of work and that she'd been there three straight days, staring at paintings made from photographs of the bodies of Andreas Baader, Gudrun Enssln, and a man whose name she could not recall. Then he asks her what she saw in the paintings. "At first, I was confused, and still am, a little, But I know I love the paintings now." "Tell the truth," he said then. "You teach art to handicapped children."

Todos los meses, la editora de ficción del New Yorker le pide a un colaborador que lea su historia favorita publicada en la revista desde su primer número, en 1925. En abril del pasado año, Chang-rae Lee eligió “Baader-Meinhof”, de Don DeLillo y yo, que no conocía el texto, lo escuché ayer y me gustó. Se puede descargar aquí.

Como introduccion: una mujer visita repetidamente la exposición de Gerhard Richter con los retratos de Andreas Baader, Gudrun Ensslin, Holger Meins y Ulrike Meinhof, más conocidos como la Red Army Faction (RAF). Richter los pinta tal y como los publicó la policía en la prensa alemana, muertos en sus celdas. Alli hay un hombre que la empuja extrañamente a hacer una serie de cosas que no quiere hacer.

El título de la exposición de Richter, October 18, 1977, es el día que los cuerpos de Baader y Ensslin fueron encontrados en la prisión de alta seguridad de Stammheim. Holger Meins había muerto un año antes en la misma prision en una huelga de hambre y Ulrike Meinhof se había colgado. Todas las muertes fueron anunciadas como suicidios, aunque la izquierda alemana siempre defendió que los chicos habían sido asesinados. La policía declaró que Baader se había disparado a sí mismo en la base de la nuca, después de disparar a la pared y al colchón para aparentar un supuesto forcejeo. Irmgard Möller, la única superviviente de Stammheim, niega haber intentado suicidarse "clavándose un cuchillo en el pecho repetidas veces" en la mañana del 18 de octubre de 1977, o que hubiera un pacto de suicidio entre ellos.

La historia me gusta porque es el retrato robot de la típica narrativa newyorquina de los ultimos años: el retrato de un retrato de un retrato que expone y a la vez esconde la realidad. Y porque, a pesar de su falta absoluta de sentido del humor, el momento en que el le dice "dime la verdad: tu le enseñas arte a niños discapacitados" me hace llorar de risa.

Como nota final (completamente irrelevante para la historia de DeLillo), dicen que el gobierno alemán hizo trasladar los cerebros de Andreas Baader, Ulrike Meinhof, Gudrun Ensslin y Jan-Carl Raspe al centro de estudios neurológicos de la Universidad de Tübingen para su estudio. Lamentablemente, tanto los archivos como los cerebros han desaparecido.

La wikipedia dice que Otto, de Un Pez llamado Wanda, es una parodia de Andreas Baader.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
El primer profesor que vi estaba en una habitación muy grande rodeado por cuarenta alumnos. Después de cambiar saludos, como...

The woman knows there is someone else in the room with her without turning. She looks at the painting...

El trailer de la trilogia basada en la popular novela de Ayn Rand esta casi ya y la buena...

Comer aquello que la mayor parte de la gente no se puede permitir ha sido siempre crucial para el...

... y acuden a ese escarpado lugar en una peregrinación inútil, para leer un extraño y crítico epígrafe: una...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos