lastsupper.jpg

Hay quienes creen que Benjamin se suicidó en Portbou

LPC en citas | Febrero 12, 2011

troskshousegarden.jpg

... y acuden a ese escarpado lugar en una peregrinación inútil, para leer un extraño y crítico epígrafe: una ironía más de las economías “veraneantes”. Bruno Tackels, no sin cierta audacia, afirma que de haber podido huir, Benjamin habría ido a América del sur “un lugar donde la catástrofe nunca ha prohibido la promesa de otro mundo” en palabras de Tackels. Pero también hay algunos mucho más osados que han asegurado -incluso dicen tener pruebas- de que Walter Benjamín sí logró escapar al horror para seguir buscando esa casa de sus sueños. Una casa en la que al fin poder despojarse del traje del errante. Esa búsqueda lo habría llevado a México, tras las pistas de Trotsky. Y aunque dicen que fue larga la travesía marítima y que durante el viaje llegaron las noticias de su asesinato por unos comunistas catalanes, esto no lo desanimó. Sino que muy al contrario le dio renovado ímpetu a ese deseo –ya frustrado- de reunirse con el pensador de la eterna revolución.

Dicen, que desembarcó en Veracruz y que antes de llegar a la ciudad de México, estuvo deambulando por muchos lugares. Atravesando pasajes desérticos, probando drogas inverosímiles, dejándose arrastrar hacia otras experiencias de la realidad. Y que sólo muchos años después, consiguió llegar a la ciudad infinita. Sus pasos de flaneur le condujeron directo a la casa de Trotsky en Coyoacán. Para entonces ya convertida en un museo del absurdo. A sus puertas y junto al custodio del museo -en horario de atención- se leía en un cartel: Cerrado. Pero tras mucho insistir consiguió entrar y al ver aquella combinación tan extraña: un museo que no es museo, una casa que no es casa, la reconstrucción absolutamente malograda de un refugio, un atentado, una muerte. Inmediatamente supo que esa podía ser la casa de su anhelo, ahí su eterno exilio, podía terminar.

Es el final de Consideraciones libres acerca del exilio / el destino final de Walter Benjamin, de María Virginia Jaua. Yo aun estoy leyendo la bellísima y delicadísima edición de los Archivos de Walter Benjamin que publicó el Círculo de Bellas Artes, junto con el Catálogo/Guía/Atlas de su exposición, que es la exposición en sí misma.

Hay fotos de la casa de Trotsky en Mexico, donde Adi Lavy



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
El trailer de la trilogia basada en la popular novela de Ayn Rand esta casi ya y la buena...

Comer aquello que la mayor parte de la gente no se puede permitir ha sido siempre crucial para el...

... y acuden a ese escarpado lugar en una peregrinación inútil, para leer un extraño y crítico epígrafe: una...

Noche del 14 de marzo de 1972. En las afueras de Milán. Sobre el suelo, un cuerpo desmembrado. Con...

Mientras Julian Assange espera tranquilamente a que le levanten el castigo, su ex-mano derecha, el alemán Daniel Domscheit-Berg (antes...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos