lastsupper.jpg

¿Editores o impresores?

LPC en politech | Septiembre 24, 2008

La diferencia no es banal, y lo demuestra el primer caso que establece la no-responsabilidad legal de los servicios de Impresión bajo demanda sobre los contenidos que publican. Elena lo explica todo con pericia y cheerleader en ADN.es.

Imprimir es "marcar en el papel o en otra materia las letras y otros caracteres gráficos mediante procedimientos adecuados", mientras que publicar es "difundir por medio de la imprenta o de otro procedimiento cualquiera un escrito". Las nuevas empresas que ofrecen su servicio online de impresión de libros bajo demanda encajan más con el proceso evolutivo de las imprentas que con el de las editoriales.

Las editoriales son responsables ante la ley de aquello que publican, pero las imprentas no. Por ello, empresas como Lulu.com (con un servicio para España), BookSurge (propiedad de Amazon), Self Publishing o AuthorHouse rechazan toda responsabilidad editorial sobre los libros que mandan a la imprenta, ya que no los revisan ni los editan, como haría una casa editorial.

Sigue leyendo Los servicios de autoedición online, ¿son editores o impresores?



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Según la legislación de EE.UU. no lo sé, pero para mi según la española si estos servicios hacen una distribución de las obras, son editores, que es la nota que distingue un servicio de otro según la Ley de Propiedad Intelectual. Que no revisen el contenido es su problema, pero no sólo hacen impresión sino que comercializan, así que son responsables frente a terceros siendo los que ponen los libros a disposición del público (no lo hace el autor). De hecho, las condiciones de Lulú, por ejemplo, recuerdan a un contrato de edición.

Otra cosa es que por contrato puedan repercutir los daños y perjuicios contra los usuarios del servicio.


Puesto por Javier Prenafeta a las Septiembre 24, 2008 01:25 PM

No son ni editores ni impresores, son algo completamente nuevo y por tanto es necesario crear nueva legislación para reglar nuevas situaciones, no empeñarse en reutilizar la ley existente en escenarios para los que no está diseñada.


Puesto por Quemador a las Septiembre 24, 2008 01:42 PM

Resulta interesante que el 80% de las veces que se plantea un tema así, tiende a tener alguna relación con la cuestión de responsabilidad profesional.

La primera formulación de los derechos de autor en Occidente - el Decreto ANNA, de 1709 - otorgaba al gremio de los encuadernadores (ojo, los ENCUADERNADORES, no los impresores) el monopolio total sobre la impresión de libros, a cambio de hacer constar el nombre del autor de cada publicación y proveer a la Reina de esta información.

Aquí: http://en.wikipedia.org/wiki/Statute_of_Anne

O sea - los derechos de autor no se formulan legalmente para defender su profesión y su retribución, sino para identificar a los autores y mantenerlos responsables de sus escritos, algo que la proliferación de imprentas de entonces hacía difícil.

Creo que, de alguna manera, lo que se discute aquí es un conflicto similar.


Puesto por Kamen a las Septiembre 24, 2008 02:30 PM