lastsupper.jpg

los clásicos de siempre, con la mitad de calorías

LPC en la biblioteca | Abril 28, 2007

ismael.jpg

Donde Allen Lane revolucionó el mercado editorial en la inglaterra de los años 30 creando ediciones asequibles para que los no-privilegiados tuvieran acceso a los clásicos, la editorial norteamericana Orion Group y su director Malcolm Edwards lanza la serie Compact Editions para que nadie se castigue en exceso. La vida es demasiado corta para leer todos los libros que querrías leer, hay libros que no vamos a leer jamás. Y el mundo sería un lugar mejor si les quitamos lo que les sobra.

Por si no quieren seguir el link, se lo resumo deprisa: con lo de "hay libros", Malcolm Edwards se refiere a Anna Karenina, La Feria de las Vanidades, David Copperfield, Middlemarch, Moby Dick, Jane Eyre y el resto de un grupo de títulos popularmente conocido como "los clásicos". Con "lo que les sobra" se refiere al 40%.

La iluminación llegó por sorpresa el día que descubrieron que había gente en la oficina cuya cultura literaria tenía algunas "lagunas". Generosamente, Edwards dijo que no pasaba nada porque él no se había leído Middlemarch y, aunque había intentado tragarse Moby Dick varias veces, lo había dado por imposible. Después alguien dijo que se había leído La Feria de las Vanidades más o menos en diagonal y todos se rieron y siguieron trabajando, pero sintiéndo que lo hacían en un mundo más relajado y amable. Los dos libros, por cierto, son de lectura obligatoria en los programas de educación secundaria. Se entiende que para entrar a trabajar en Orion Group, haber acabado el bachillerato se valora pero hasta cierto punto. Son gente razonable.

Además de razonables, en Orion son gente seria y a la iluminación le siguió una encuesta. La investigación -explica Edwards - confirmó que los lectores habituales piensan que los clásicos son largos, lentos y, honestamente, aburridos. Esto se supone que no se debe decir pero creo que una de las razones por las que Jane Austen es tan popular es porque sus libros no son tan largos.

Alguien en Orion Books sabía sumar y ésto era uno más uno: a la mayoría de la gente le gusta decir que ha leido los clásicos pero no tanto como para leer a los clásicos, que tienen fama de coñazo y algunos suben a las 700 páginas. La razón por la que todo el mundo dice haber leído a Jane Austen no es porque sus libros sean cortos sino porque, en los últimos diez años, ha habido más adaptaciones de Austen en la pequeña y gran pantalla que capítulos de Dallas. Pero a los "lectores habituales" -que imagino fans de Alessandro Baricco, Como Agua para Chocolate y/o El código da Vinci- les gusta salir del cine idiciendo que el libro es mucho mejor.

Para ellos -y aprovechando que los autores de los clásicos crian malvas desde hace tiempo y sus derechos también- Orion Group ha creado la serie Compact Editions: ¡clásicos con la mitad de calorías! Los primeros seis títulos de la serie Compact Editions de clásicos editados al 40% saldrán el próximo mes de junio a un precio de £6.99 (unos 10€) e incluyen Anna Karenina, La Feria de las Vanidades, El Molino del Floss, David Copperfield, Moby Dick y Esposas e hijas. Le seguirán en septiembre Casa desolada, Middlemarch, Jane Eyre, El conde de Montecristo, Norte y Sur y Retrato de una dama.

MÁS. Julia Stiles será Esther Greenwood en la adaptación cinematográfica de La Campana de Cristal, única novela de Sylvia Plath, donde se relata en detalle su descenso a los infiernos de la depresión, su primer intento de suicidio y su tratamiento con electroshock en una clínica privada de los años cincuenta. La coproductora ha dicho que no quieren una película depresiva y que estará llena de humor. En Gawker tienen algunas sugerencias.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Tengo curiosidad por ver La campana de cristal "llena de humor"!


Puesto por marmota a las Abril 29, 2007 06:07 PM

A mí me encanta Baricco...


Puesto por Dora a las Abril 29, 2007 08:12 PM

¡Vaya! Y ese 40% ¿qué razones tendrá? ¿Del tipo "esto lo diría yo con otras palabras"? ¿Cortando escenas tórridas? ¿por búsqueda aleatoria? Igual utilizan un programa corrector de estilo como las traducciones automáticas en la Red. O mejor aún, que los empleados de la oficina recorten como les parezca que queda mejor.

De pequeño me empapé de novelas de Bruguera, de esas que venían tres páginas de texto y una de viñetas. Además de contribuir a que me aficionara a algunos clásicos y a los comic, también contribuyeron a que me ahorrara perder mucho tiempo. Por eso les estoy agradecido.

Pero jamás pensé que esas versiones fueran equivalentes a las originales.

Tampoco he evaluado una obra por su peso. Tal vez por esto odio a la industria de la cultura.


Puesto por Ondurman a las Abril 29, 2007 10:04 PM

El problema no es que sean libros largos, el problema es que el siglo XIX es, en gran medida, un coñazo.


Puesto por Antonio a las Abril 29, 2007 11:01 PM

Hollywood podría colaborar más en una campaña doble ahorro fundiendo dos o tres en uno. Si DiCaprio hubiese saltado del Titanic al Pequod me habría ahorrado al Ismael ese contando su crucero sin bikinis ni nada.


Puesto por Sr.Marqués a las Abril 29, 2007 11:44 PM

Pues Moby Dick es cojonudo hasta que Melville se encuentra con el problema, tras el capítulo 42, cuando queda claro cuál es el percal, de llenar 400 páginas hasta el duelo final de tres días con el famoso cachalote. De vez en cuando cuenta algo interesante, pero en general es muuuuuy aburrido.


Puesto por Antonio a las Abril 30, 2007 12:14 AM

Pues no te cuento El Señor de los Anillos.


Puesto por Ondurman a las Abril 30, 2007 01:29 AM

Y Melville tiene a Bartleby


Puesto por Ondurman a las Abril 30, 2007 01:31 AM

Yo recuerdo cuando me leí algunos de los Episodios nacionales. Vaya tela.

De todas formas eso de resumir los libros ya se ha hecho antes, ¿no? A mí me suena de alguno, y para más señas, de libros clásicos.


Puesto por neikos a las Abril 30, 2007 02:14 AM

Qué destrozo...

Si no quieres leer los clásicos, no los lees y ya. Pero leerse un clásico mutilado es absurdo. Para eso existe la pseudoliteratura, los best-sellers y los libros de Austen. Para que cualquiera pueda elegir lo que quiere leer.


Puesto por Joyce a las Abril 30, 2007 02:37 AM

Aquí descubriendo la sopa de ajo...

Ya hace mucho que se venden versiones "light" de grandes clásicos de la literatura,especialmente para niños.Recuerdo en concreto un par de versiones tamaño "Barco de Vapor" del Quijote y el Tirant lo Blanc que nos hicieron leer en el instituto. No diré que no se agradece, porque por ejemplo el quijote es un tostón horrible y en este caso concreto *había* que leérselo, o algo que se le pareciera mucho de forma oficial.


Puesto por Allegra a las Abril 30, 2007 08:45 AM

Ya iba siendo hora de que alguien desenmascarase al sobrevalorado Cervantes. Me parecía tan extraño que nadie más se diera cuenta de que los escritores profundos llevan camisas de cuello vuelto. Seguro que es amigo de Polanco y le hacen publicidad gratis.


Puesto por Sr.Marqués a las Abril 30, 2007 10:47 AM

Puesto por Sr.Marqués a las Abril 30, 2007 10:47 AM

XDDD

Ondurman, el Senhor de los anillos creo que me lo he leido quince veces. Aunque mejor, mucho mejor es el Silmarillion. Y aun asi los clasicos decimoninicos se me atragantan...


Puesto por Antonio a las Abril 30, 2007 03:43 PM

¿Resulta muy snob que me parezca una chorrada retrógrada y cerril? Vamos, si no te puedes leer un libro, pues no te lo lees, y punto. O le echas valor. Mismamente un servidor se está leyendo ahora Moby Dick (en inglés además, para sufrir más. Con dos cojones), y seamos sinceros, es precioso. Pero leer en inglés es un dolor de huevos, y lo más probable es que con todos los libros esperándome en mi mesilla más ligeritos y entretenidos, posiblemente lo deje para "más adelante" (forma bonita y sútil para decir "nunca"). Y ni me moriré ni me sentiré más tonto.


Puesto por Raven a las Abril 30, 2007 09:20 PM

Es a lo que me refería. Agradezco a Bruguera y a Huston por no tener que leer Moby Dick, aparte de porque me suene muy obsceno.
Yo no me meto en cuestión de gustos ni pasiones.
Lo que me sorprende es lo de las páginas y el 40% Parece aquello de "demasiadas notas".

Insisto, la industria editorial se resiste a su destino, empecinada en su modelo obsoleto.


Puesto por Ondurman a las Abril 30, 2007 11:02 PM

"Alguien en Orion Books sabía sumar" XDDD
Lo peor es que si lo lees de corrido no suena tan bestia. ¡jajajaja! ¡qué gracia me ha hecho!


Puesto por Maelmori a las Mayo 2, 2007 12:13 AM

Pues a mí me gustó Moby Dick.
Y el Señor de los Anillos ni te cuento.
Y si recortan La Montaña Mágica cogeré mi sierra mecánica e iré directamente a su despacho.


Puesto por Lord E. a las Mayo 3, 2007 10:32 PM