lastsupper.jpg

I ♥ Cthulhu: el blog ausente

LPC en cthulhu | Marzo 20, 2007

Una adolescencia sin Lovecraft es una adolescencia incompleta. Con dieciséis años creo que leí todos sus relatos, o casi. Y los disfruté. Alguien debería analizar porqué si uno llega por primera vez al genio de Providence convertido en un adulto de tomo y lomo tendrá más difícil arrebatarse en sus abisales horrores. En cambio, y a cambio, si uno disfrutó de sus cuentos antes de cumplir la veintena, nunca volverá a ver el mar en un ocaso tormentoso sin pensar en las pavorosas criaturas que habitan en las profundidades, y sin dejar de percibir la humedad y la brisa marína como algo más que una fragancia de la naturaleza. Es lo que me pasó el año pasado cuando releí La Sombra sobre Insmouth, probablemente su obra maestra.

Otra cosa que me cautivaba de Lovecraft en mi adolescencia (una adolescencia en la que yo era tan gilipollas que ante la pregunta “¿qué quieres ser de mayor?” respondía “escritor”) es ese juego autoreferencial a las dimensiones primigenias dominadas por Chtulhu, esa construcción de un universo compactado a base de partes. Lovecraft no esta tan lejos de Joyce (y seguro que Robert Antón Wilson lo afirmaría feliz) y de Cervantes (y al Necronomicon pongo por testigo aunque eso me condene a la noche de los tiempos) en la conformación de la literatura (pos)moderna, y aún así, y antes que nada, era pulp. Con esa idea del círculo de escritores pajeros formada alrededor de Weird Tales, pasándose cuentos de unos a otros e incluso continuándolos. O gestando conexiones que nos llevan por Arthur Machen, Willian Hope Hogdson, Poe o incluse Jules Verne: recordemos esa extraña e inaudita trilogía que conforman Arturo Gordon Pym, La esfinge de los Hielos y Las Montañas de la Locura.

Sigue leyendo Tangencializando a Howard Philip en El blog Ausente.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Yo de pequeño no quería ser escritor, quería ser Lord Dunsany. Y si no, William Beckford.


Puesto por Ondurman a las Marzo 20, 2007 11:00 PM

Estoy de acuerdo en que leer a HP en la adolescencia marca mucho. A mi me marcaron sus cuentos, los de Asimov (esa antología que seleccionó de la ciencia ficción clásica) y los del padre Brown de Chesterton. He vuelto a ellos de vez en cuando y siguen pareciéndome buenos, pero esa fuerza que ejercen sobre mí puede que esté relacionada con haberlos leído de guajín.


Puesto por Víctor a las Marzo 22, 2007 01:29 PM

interesante lo que dices. sin embargo, yo descubrí a lovecraft pasada la veintena, pero lo disfruté como un adolescente. tuve la suerte de dar con un libro de relatos en el caserón de mis abuelos en el campo, solo, un largo fin de semana de invierno ante la chimenea.

no sabes lo que me acojoné.


Puesto por rfm a las Abril 8, 2007 03:42 AM

Yo leí toda la obra de Lovecraft de los 27 a los 30 años. Leí algo entrando en la veintena, pero poca cosa. En mi adolescencia estaba ocupado yo leyendo otras cosas más serias, entre comillas, los clásicos como Poe, Baroja o cualquiera de esos... o a Bukowski. Y creo que leerlos ya a edad (otra vez entre comillas) adulta me ha ayudado a asimilar mejor la literatura de este simpar genio del terror ominoso. Lo leí en el momento propicio para mí, cuando me interesaba en los géneros. Y aún así, recuperé la llave de los sueños como Randolph Carter, y soñé con torres de ónice y con caos reptantes. Aún recuerdo ese día que durmiendo en el suelo me daba una luz verde, y me adentré en una ciudad sumergida. Y el susto todavía me dura. Y tambien creo que me he librado por esas cosas de la edad, de un perspectiva friki o fandom de HPL. Lo he examinado solo desde el punto de vista literario y desde el simple placer de adentrarme en los misterios del gusano. Sin juegos de rol, camisetas o dibujitos de Cthulhu. Solo mi creciente biblioteca lovecraftiana y la libre imaginación . Y he disfrutado de verás de la pomposidad, el barroquismo y la forma de escribir del amigo Howard Phillip. Y sabiendo como era me ha maravillado aún más.
Por eso y por otras razones me alegro de haberlo leido mayorcito. No es por llevar la contraria, es solo mi caso particular.

Y estoy de acuerdo que "La sombra sobre Innsmouth" es su mejor obra.


Puesto por Mameluco a las Abril 15, 2007 02:35 AM

Una cosa extasiante es leer Las Montañas de la Locura como si lo hubiera escrito Poe, jugando a ese juego borgeano sugerido en el Pierre Menard autor de El Quijote....o bien,leer el Gordon Pym como si lo hubiera escrito el "misántropo" de Providence...

De todos modos, juegos aparte, creo que Lovecraft se propuso (con las Montañas de la Locura) continuar el Gordon Pym, hacer una suerte de "segunda parte"...qué sucede después de ese final inconcluso, ese "final interruptus" de Poe...tras ese chillido insistente, ese Tekelili?

Y Lovecraft se apropia de la previa narración de Poe, ya que la reinterpreta bajo la luz de los mitos, de su ciclo de Chtulhu, la hace suya....

Como seguramente muchos otros, me inicié en Lovecraft con el legendario tomito de Alianza Editorial Los Mitos de Chtulhu, prologado y traducido por Torres Oliver, y que recogía no sólo una selección de narraciones lovecraftianas del ciclo de Chtulhu, sino también escritos de sus precursores (Dunsany, Chambers, Bierce y otros varios), así como relatos de continuadores, de cultivadores postlovecraftianos del ciclo. Entre ellos el colectivo catalán Ofelia Dracs, nombre único para un grupo de seguidores de HPL...

Saludos,

S.


Puesto por Serafin a las Abril 17, 2007 04:12 PM