lastsupper.jpg

la esquizofrenia moral

LPC en la biblioteca | Febrero 26, 2007

Tania Kindersley en el Guardian sobre la categorización moral del escritor sobre la categoría literaria de su obra, un tema particularmente interesante en nuestra época de corrección política y bipartidismo fundamentalista. Por qué creemos que los buenos autores deberían ser buenas personas?

It was once enough that the words alone dazzled. Everyone is talking about Auden this week; we are reminded of his naughty dash to America at the first hint of war. I forgive him that just for the first verse of Lullaby. I slightly wish that TS Eliot had not skirted the edges of anti-Semitism, had not been unkind to his wife, but he left us Prufrock; the mermaids singing are absolution enough. I even forgive Hemingway the misogynism, because he invented Lady Brett Ashley.

There is the Parker paradox in all this. By modern standards, Dorothy Parker was not at all good. She drank too much and cut her wrists and let her dogs shit all over her bedroom floor. But she also fought like a tiger for Sacco and Vanzetti, and declined to dance to HUAC's tune. Even if it were not for the poetry and short stories, I still say Mrs Parker 1 - The Rest 0. But she has still gone down in popular imagination as one of the flakes, gin at lunchtime and dodgy love affairs.




BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Cuando leo un libro, oigo un concierto, veo una película, contemplo un cuadro, comparto una experiencia de un creador y disfruto o reflexiono sobre su obra. El hecho de que fuera su autor un asesino, un juerguista, un traficante de armas, un monje, un fascista no me dice nada más que su persona me sea atractiva o repulsiva para desear conocer más de su obra o persona.


Puesto por a las Febrero 26, 2007 10:57 PM

Los comentarios en el Guardian giran en torno al debate de si deben los escritores ser buenas o malas personas, de si los profesores toman drogas, el fascismo es un crimen o es moralmente admisible que mi autor preferido sea un macarra o un santo, pero no hacen lo obvio - negar la perspectiva; Kindersley says that "it was once enough that the words alone dazzled". She says so because of people's talking, but she's wrong, so let me reframe: identificar el producto con el productor es un sin sentido, tratar a la creación y al creador como la misma cosa, o siquiera como cosas relacionadas, vendría a ser como pensar que un hijo debe ser juzgado por las acciones de su padre cuando es un ente aislado que debe ser considerado en sí mismo y no como extensión de un determinado carácter. Desde ese marco, la pregunta "Should the expectation of goodness not be confined to the page?" tiene una respuesta clara: No, it should be confined to the page and to nothing else. En mi opinión, los juicios de valor ajenos a la obra son accesorios, innecesarios y moralmente sujetos a un instante en el tiempo.


Puesto por Dri a las Febrero 27, 2007 03:31 AM

Correction: She says so IN PAST TENSE because of people's talking NOW, but she's wrong...


Puesto por Dri a las Febrero 27, 2007 03:40 AM

No aplicamos los juicios morales a dichas personas porque son personas anónimas para nosotros, a los que conocemos a través de su obra únicamente; es su obra la que habla por ellos. No creo que sea posible, como dice Dri, disociar la obra del autor, ya que a menudo, es el autor el que adquiere del lector un halo de "admiración", un juicio moral positivo, gracias a su obra, independientemente de que éste haya sido o no buena persona.

De hecho, no creo que la cuestión del post (¿por qué creemos que los buenos autores deberían ser buenas personas?) se plantee a menudo, sino que muchas veces pasamos la cuestión por alto. A veces por comodidad, a veces por egoísmo -simpatía hacia la obra- y a veces por desinterés.


Puesto por sebastianDell a las Febrero 27, 2007 02:00 PM

mmm ... sería extensible a éste asunto la reflexión de "El Sentido de la Vida" de los Monty Pythons?
Me refiero al momento en que la limpiadora acaba con un cubo en la cabeza después de haber lanzado una hermosa parrafada sobre que la clave de todo está en una vida sencilla de servicio a los demás "... y menos mal que mi jefe no es judío".
O algo así.
Quiero decir:
Si el fulano es músico, escultor... me la suda si en sus ratos libres mata gatitos.
Ahora, si lo suyo es un arte más fácilmente discursivo y te quiere hacer fijar la vista en parcelas concretas de la vida ... ¿Seguro que podemos saltar por encima de qué tipo de persona es?.
Yo lo hago.
Pero seguro que me equivoco haciéndolo.



Puesto por el joaquín rampante a las Febrero 27, 2007 03:24 PM

SebastianDell: "es el autor el que adquiere del lector un halo de "admiración", un juicio moral positivo, gracias a su obra, independientemente de que éste haya sido o no buena persona."
Buen punto. Es cierto que transferimos, conscientemente o no, las cualidades de lo que leemos al autor que lo ha creado, es decir, identificamos autor y obra. Mi punto: para variar, que hagamos algo no quiere decir que esté bien hecho, al contrario, puede ser un error y un sin sentido. Cuando digo que hay que distinguir entre obra y autor estoy pensando en frío, aplicando la lógica: no puede juzgarse una cosa por la otra porque son distintas. Otro asunto, como dices, es que al leer hagamos juicios morales, carguemos de connotaciones emocionales y afectivas a la obra o que encontremos afinidades intelectuales en ella, y por tanto admiremos o despreciemos al autor. Cierto. En mi caso, no suelo hacerlo: la admiración hacia una creación en concreto suele referirse a la creación y punto, aunque los elogios o críticas solo puedan referirse -ser dirigidos a- el autor.
Por otro lado, hay una diferencia radical respecto a lo que estamos diciendo nosotros (tanto en mi visión de obra y autor separados como en tu idea de correlación entre ambos) en contraposición a lo que plantea Kindersley: mientras ella parte del carácter del autor y lo juzga en sí mismo como bueno o malo, para luego compararlo o no con la obra, nosotros estamos tomando en los dos casos como punto de partida la obra y, a partir de ella, llegamos al autor. Se recorren los mismos puntos pero no es el mismo camino.


Puesto por Dri a las Febrero 27, 2007 04:43 PM

Me corrijo, que escribiendo rápido se me escapan palabras que releyendo no deberían estar ahí y otras que faltan para dar énfasis:
"En mi caso, no suelo hacerlo: la admiración hacia una creación en concreto suele referirse a la creación Y PUNTO FINAL, aunque los elogios o críticas sólo puedan ser dirigidos a (NADA DE REFERIRSE A) el autor", que viene a ser recalcar todavía más el punto de vista que separaba autor de obra desde el principio. Y ya que estamos, apunto que lo contrario sería un craso error, porque entonces uno ni siquiera podría decirle a alguien "me gusta lo que haces" sin estar diciendo al mismo tiempo "me gustas tú" (o al contrario), lo que es, cuando menos, un malentendido que debe ser evitado, o yo mismo estaría enamorado de un montón de gente, entre ellos Santiago Segura y como comprenderás hay otros gatos que dar de comer mucho más conocidos y apetecibles. No sé cómo decirlo más claro...


Puesto por Dri a las Febrero 27, 2007 05:26 PM

Pienso que cuando una obra te apasiona, no puedes evitar sentir cierta admiración, quizá totalmente irracional, por el creador de ésta, aunque sólo sea como reflejo de que éste sea el principal causante de las emociones sentidas.


Puesto por sebastianDell a las Febrero 27, 2007 08:11 PM

Yo diría que no necesariamente, como en los casos en que te gusta una obra de ficción escrita por alguien de una ideología política contraria a la tuya -por ejemplo-, y en general cuando sabes con certeza que un autor te cae mal por lo que conoces de él y sin embargo no puedes negar que admiras su obra porque te gusta en sí misma afectiva o intelectualmente. El mismo diablo podría escribir la obra cumbre de la literatura universal, tan buena que hasta un cristiano no podría negarlo, y eso no le llevaría a sentir aprecio por él, si es devoto.
Las emociones sentidas a través de la obra y trasladadas al autor pueden existir (y de hecho todos hemos forjado ídolos alguna vez a partir de una lectura especialmente impactante para nosotros), pero tal y como yo lo veo requieren de un proceso interno de locura transitoria sana a partir de emociones vívidas, y en cualquier caso se trata de admiración en base a la obra, por la obra y a través de la obra, lo que nos lleva al punto inicial que analizaba la creación en sí misma y no factores ajenos a ella, como quién fuera su autor.

El tema, de todas formas, es sorprendentemente interesante para comentar largo y tendido.


Puesto por Dri a las Febrero 27, 2007 10:43 PM

Borges cosechó durante su vida infinitos aborrecimientos por sus polemicas declaraciones,ej."los militares que gobiernan el país son unos caballeros"dicho ésto por 1976/77...cuando leemos su obra le perdonamos todo,se podría decir que el arte cautiva y no somos dueños de resistir...


Puesto por dreard a las Marzo 2, 2007 12:56 AM