lastsupper.jpg

un revival de hospitalidad sureña

LPC en la biblioteca | Febrero 23, 2007

rett-snowball.jpgAyer el departamento me llevó a cenar a un restaurante sureño para que me familiarizara con los aborígenes y me agarrara una bonita indigestión. El lugar promete un revival de hospitalidad sureña, lo que significa que te llaman honey todo el rato y que hay más contacto físico del que resulta humanamente soportable, especialmente el que prodiga generosamente Mary Mac, que es la dicharachera dueña del establecimiento y la señora que sale en la foto cuando pinchan aquí.

A cambio del magreo te dan té helado (¡el vino de mesa del sur!), rollitos de levadura, manzanas especiadas, magdalenas de maiz con mantequilla batida y unas verduras que ya no protegen contra varias enfermedades crónicas tanto cardiovasculares como del cáncer, como el cáncer de próstata y cáncer de colon sino que traen su propio survival kit en forma de bicarbonato gratinado por encima. Y en todos lados suena Billie Holiday, desde el aparcamiento hasta el lavabo. Lo confieso: me gustó. Cuando volví a casa sólo quería un lavado de estómago y cinco horas de Lo que el viento se llevó.

Descubrí muchas cosas: además de la Coca-Cola, la CNN y Martin Luther King, Atlanta es uno de los grandes nodos del Hip-hop en América y todos los días hay conciertos interesantes. El resto de la noche me la pasé en una teahouse discutiendo sobre ciencia ficción, lo que sí es, lo que no es y el terror que están sembrando los departamentos de estudios culturales en el género desde que lo descubrieron a mediados de los 80. Me recomendaron una entrevista que le hicieron a Samuel Delany en la revista Science Fiction Studies, 1987: The Semiology of Silence.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







me encanta tu blog, pero, sinceramente, ¿a quien le importa lo que es o no es la ciencia ficción? no lo digo por ti, porque no sé de qué hablariais en esa conversación. Lo digo por los desocupados de los departamentos universitarios que se tiran la vida preguntandoselo, escribiendo un manual de mierda, perdiendo la vida en eso, y cuando han pasado 20 años y tienen ya por fin publicado el tocho (que solo van a leer tres tios igual de desocupados que ellos), se dan cuenta que se les ha pasado la vida en una chorrada... Para que luego venga otro listo y diga: "No, que la ciencia ficcion era otra cosa".


Puesto por Javier a las Febrero 23, 2007 08:38 PM

Bonita experiencia, me da gusto que lo compartas con nosotros...

:)


Puesto por Mikel Tripulante a las Febrero 23, 2007 10:12 PM

Por lo general, en The Tabernacle suelen tener bastante variedad y calidad de conciertos. Más de los que yo económicamente me podía permitir, todo sea dicho de paso (qué pasa, yo era un estudiante de intercambio probe).

Javier, a lo mejor tú mismo descubres un día que has dedicado tu vida a una chorrada, porque al fin y al cabo, cada uno dedica su vida a lo que quiere.


Puesto por SebastianDell a las Febrero 24, 2007 02:39 AM

Vamos a ver, a ver, que te han contado un cuento y es eso, un cuento.

Erase una vez habia una princesa pura, virginal, sin macula alguna que se llamaba Ciencia Ficcion. Un dia llego de repente y por las buenas un caballero malvado y tenebroso llamado estudios literarios y asi tal cual la violo viciosamente y la dejo echo unos zorros.

Pero resulta que esta princesa acaso pudo ser una pavisosa en una epoca de tediosa simplicidad, la de Gernsbank y Campbell, que es basicamente una reunion de adolescentes masturbandose en circulo a ver quien termina antes (como hacen los nacional-liberales patrios). Y luego llego la gente como Asimov y A.C. Clarke, con su aura cientifica (en realidad paracientifica, de divulgadores en libros y en la tele) y Heinlein, el principe del hagalo usted mismo (y segun el marxistus maximus Frederic Jameson, el mejor escritor de CF de la historia, helas!). Era virginal la princesita para entonces? Quien sabe. Vamos a creernos que si.

Pero luego pasaron cosas. Lem, un judio oriental culto, escribe en Solaris una obra que es imprescindible leer a la luz del sublime kantiano (que de una forma u otra alguien como el habia de conocer), y que es interesante comparar con la obra de otro judio oriental contemporaneo, Levinas; llego un tio, Delaney, que termino dando clases de literatura comparada en Amherst College, que es una institucion prestigiossa, y que se sacaba de la manga juguetes metafictivos como Nova y la cosa esa de Dhalgren (que riete de Gravity's Rainbow) y mencionaba a Derrida y otros sospechosos habituales; Ursula Le Guin, hija de uno de los antropologos estadounidenses mas importantes de su generacion y que se inspira en parte en ese catedratico de Oxford llamado Tolkien, ese tio que para crear a los Ents se inspira en el castigo a los suicidas en el Infierno de Dante y en el primer verso de una elegia anglosajona del siglo decimo sobre las ruinas romanas de Bath; William Gibson, licenciado en literatura inglesa empapado de Pynchon que en el momento en el que describe por primera vez la realidad alternativa del ciberespacio menciona los origami... exactamente igual que hace Proust al describir su entrada en la realidad alternativa de la memoria involuntaria; Kim Stanley Robinson, que estudio con Frederick Jameson; gente como el australiano Damien Broderick, que escribe ficcion y tiene un estudio sobre Delaney como ejemplo de CF posmodernista, publicado nada menos que en Routledge y en el que menciona a Derrida y a toda esta gente; Dan Simmons, que usa a Chaucer y a Keats en Hiperion pero sobre todo te da seis pastiches (a veces parodias) de distintos generos literarios, una de ella (la de Weintraub) un cruce entre la Metamorfosis y el Genesis. Etc. Entre los autores de mi tesis tengo a un tio mexicano que estudio semiotica y que me ha obligado a leer a mas Lacan del que querria leer en toda mi vida porque precisamente el titulo de una de sus novelas es un concepto lacaniano y todo va sobre el espejo, el doppelganger, Narciso y su puta madre. Y otro, Carlos Gardini, se gana la vida traduciendo a gente como Derrida o Shakespeare y en sus novelas reescribe figuras centrales del canon "rioplatense" (el Facundo de Sarmiento, el Ariel de Rodo, el Tlon de Borges) y usa la figura del vampiro para meterse con el trauma, lo abyecto y el testimonio en el contexto postdictadura de una forma tan rara que aun no me aclaro.

Que quiero decir con todo esto? Que van provocando. Que se visten como putas. Que si hubo un tiempo en el que la CF era de una virginal pureza (yo diria de un insufrible primitivismo) la cosa se ha ido refinando y ahora la ciencia ficcion exige las mismas lecturas que la ficcion a secas (como si alguna vez hubieran sido cosas diferentes). Que la hermeneutica es una forma de violencia? Po si. Que no gustan como funcionan los estudios literarios hoy dia? Po fale. Pero eso es otra historia, y afecta a toda la literatura. Por tanto, que dejen de contar cuentos para crios de seis annos.

Claro que tambien pasa otra cosa. Dice Aldiss al principio de su historia del genero que solamente alguien que sepa de CF y de literatura universal puede escribir tal historia. Se puede achacar a muchos criticos que no son fans que revelen su desconocimiento de la CF, que metan la pata o que se den al onanismo mental de forma gratuita; pero otra cosa muy diferente es que el lector fan que no lee nada aparte de CF se ponga molesto, celoso, agresivo, porque venga alguien y le eche a estos autores el polvo intenso y merecido que estan pidiendo a gritos y que el fan que no ha leido mas que CF, y muchas veces de la menos sofisticada, no puede ni siquiera concebir. La noviecita linda y pura de cuarto de EGB se te ha vuelto todo un zorron y no te has dado cuenta. Aceptalo y no llores, igual al final hasta lo acabas disfrutando...

En cuanto a definiciones, la que mas me gusta por concisa y elegante es la que suelta como de pasada Ursula Le Guin: "la literatura que usa el futuro como metafora". Incompleta y equivocada como todas, pero a su manera perfecta.


Puesto por Antonio a las Febrero 24, 2007 03:53 AM

Sí, siempre ha sido un género infravalorado. No estaría de más que dejara de serlo. A decir verdad, después de lo que acabo de leer aquí, me temo que incluso yo (a quien siempre le ha gustado y que siempre lo ha defendido) lo infravaloraba -mucha razón en lo del polvo intenso que no podía ni siquiera concebir-. Me ha entrado el gusanillo de releer algunas cosas desde otra óptica; o sea, acabas de conseguir en diez minutos provocar un cambio en mi jerarquía literaria que no han conseguido años de lecturas rápidas.
Mis respetos.


Puesto por Dri a las Febrero 24, 2007 05:20 AM