lastsupper.jpg

los otros

LPC en Reflexiones | Febrero 08, 2007

drozp.jpgDe Sexo en Nueva York sólo vi una temporada y no estoy muy segura de cuál. No es que me ponga medallas: en los últimos tres años he vivido en zagreb, bruselas, copenhague y berlín sin saber croata, francés, danés ni alemán. No tengo tele. Y, de todo lo que ví, hubo algo que me llamó poderosamente la atención. La protagonista escribe una columna sobre su vida sentimental. Y sus novios, ¿no la leen?

Quiero decir: esta mujer se mosquea con el amor de su vida porque no le dice que la quiere, con un pobre periodista deportivo (creo) porque gana más dinero que él y con otro porque se pelea con su ex. En la segunda cita ya está combinando sus apellidos con los nombres de los hijos que aún no han tenido. ¡Pero no se lo dice! Se calla como una puta y luego va y lo cuenta todo en su columna semanal. Y, como no le llega con sus movidas, también delibera sobre las ajenas, que son los novios, maridos, amantes y fregonas de sus tres amigas chifladas. Toda esta gente, ¿no lee la sección?

Uno de los mejores blogs de este país dejó de escribirse porque su responsable se echó novia. Nunca me lo dijo pero yo lo sé: mientras estaba soltero, su blog podía permitirse una sinceridad que muchos apreciábamos en silencio, admirados y cobardes, agradeciendo en el fondo que alguien tuviera las agallas de manifestarse así, con todos los dientes, mientras el resto nos dedicábamos a nadar y guardar la ropa. Pero, la mayor parte de las veces, a una relación estable no le basta con el amor verdadero y la dedicación genuína; también requiere las verdades habituales de papel cartón, como que nunca desearemos a otra o que jamás hemos querido tanto ni mejor. Aquel blog dejó de actualizarse y, al cabo de un tiempo, desapareció. No les voy a decir quién, aunque sé que hay un profesor de filosofía en salamanca que vive desde entonces con el corazón roto. Yo misma no me he recuperado del todo. Ojalá volvieras aunque fuera en secreto. Sí, tú. Claro que tú.

Los novios de la protagonista de Sexo en Nueva York (mi madre dice que tiene cara de perrita pequinesa y yo creo que tiene razón) tienen que leer su columna. Joder, ¡si es lo único que hace! Lo raro es que, al día siguiente, se vean como si nada y discutan sobre lo que ella-quería-decir-cuando-dijo y sobre lo que él quiso-insinuar-cuando-mencionó cuando ya se lo ha explicado a toda la comunidad angloparlante con metaforas, metonimias, anáforas y pleonasmos. Y que, en lugar de agarrarla bien por las raíces y arrastrarla por la quinta avenida hasta que desarrolle las preocupaciones de una persona normal, salgan por la puerta tan desconcertados como llegaron. Ese periódico suyo, ¿no tiene un archivo?

Este blog es más personal de lo que parece y menos de lo que debería. Hay quien me lee en los blancos y lo sabe muy bien. Rubén dice que no puede entender el escribir sin destrozarse, sin lucha y sin hacerse daño. Pero ¿y los otros?



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Por supuesto que debe doler, y escribir genera compromisos, por lo menos es ser tu mismo que es bastante bastante dificil


Puesto por carmen o a las Febrero 8, 2007 03:12 AM

No sólo duele, qué lío. Yo no me doy cuenta y escribo sobre mis amigas, mi madre, mi suegra, y después me escriben indignadas.


Puesto por bestiaria a las Febrero 8, 2007 03:23 AM

Y a mí que me da que en realidad se indignarían sin no salieran.

No lo sé, una vez me dijeron en mi sitio: "¡Anda, otra ostra!". Algo de eso hay. Uno empieza contando sus penas y luego resulta que filosofas y miras los comentarios como un descosido. Tú eres una estrella pero los demás damos carnaza casi sin quererlo. ¿Cumples años? Al blog. ¿Te dejan? Al blog (snif). ¿Has gritado a tu prima y te sientes mal por ello? Al blog. (Tres ejemplos completamente reales)

Es un exhibicionismo obsceno que si ya llevaba por delante antes, ahora que hasta me leen no te cuento.

Claro que te leen los allegados. La única diferencia de tener el blog con pareja estable que hable tu idioma o sin es que cuando estás "sin" eres mucho más guarro.


Puesto por fanshawe a las Febrero 8, 2007 03:42 AM

Muchas personas (incluyéndome) comienzan la idea de un blog para desahogarse y hablar sobre cosas que normalmente sus alelgados no conocen.

EL problema es que eventualmente todos terminan conociendo su blog, entonces hay que imponerse una autocensura si no se quiere tener que estar dando explicaciones por malentendidos...

O abrir otro blog bien oscuro que nunca jamás ni por equivocación pueda ver nadie...


Puesto por Saudade a las Febrero 8, 2007 04:23 AM

La autocensura forma parte de nuestros genes y según qué "sinceridades" podrían ser catalogadas de terrorismo autocomplaciente.
No creo en estos tiempos.


Puesto por Antoine a las Febrero 8, 2007 08:04 AM

cuando uno se pone delante de una pantalla en blanco necesariamente tiene que tener la sensación de que hay que escribir alguna cosa interesante, alguna cosa que lector no sepa, o con otra ingeniosa prespectiva. por lo tanto, al final se recurre a los propios sentimientos que de entre otras cosas tiene la capacidad de no ser ni demostrables ni fiables en su repetición, con el sesgo del experimentador y cansancio del sujeto. preguntabas el otro día donde iba la blogosfera, bueno pues creo que lo que va marcar la tendencia no van a ser las diferentes formas de interaccionar sinó los contenidos.todavía tenemos que ver la revolución de los contenidos y por ende de nosotros mismos.tiempo al tiempo.


Puesto por oracle a las Febrero 8, 2007 08:52 AM

Por una parte, respecto a lo de Sexo en Nueva York, y teniendo en cuenta que mi novia lleva 4 meses pasándome uno o dos capítulos nocturnos, imagino que son dos cosas; por una parte, ella no escribe *exactamente* lo que le ocurre, sino que reflexiona sobre ello en un contexto más general, y por otra, pues qué quieres chiquilla, de algo tiene que vivir la protagonista :)

Hace un par de años lo dejé -mentira, me dejó ella- con la que hasta hace un par de años era mi novia. A raíz de aquello, escribí una serie de posts reflejando mi estado anímico; obviamente, ella leía mi blog. Tardó poco en pedirle -quasi- exigirme que los quitase. Efectivamente, aunque están guardados, los posts no se pueden leer (y aunque los pusiese ahora, carecen ya de valor "público" aunque no personal). Personalmente, siempre he sido muy público; me lee mi familia, mi jefe, algunos de mis compañeros, algunos de mis amigos, y nmi novia, a la que conocí gracias al blog -eso si que es friki-, aunque no únicamente. Es cierto que he mantenido al margen cualquier opinión personal sobre cualquiera de estas personas que pudiera ocasionarme un conflicto, pero yo mismo decidí hacer público mi blog, así que debo acarrear con ello y no me supone tampoco un gran problema. Mi blog y yo no hemos llegado a ese nivel de intimidad; no necesito escribir lo que siento especialmente sobre alguien o alguna situación. En cualquier caso, escribiré algo más depresivo, algo más melancólico, o algo más agresivo, etc etc.

Hace unos meses empecé un blog que a día de hoy permanece prácticamente anónimo. El problema no es tener la capacidad de escribir un blog anónimo en el que contar tus propias experiencias sin corrección política; el problema reside en la contradicción que hay entre querer hacer eso y al mismo tiempo, querer tener una gran audiencia entre la que se incluya parte de tu entorno.

Ambas cosas son jodidas de conciliar, a no ser que por supuesto, carezcas de todo ego, algo que a la gente que tiene un blog no le falta.

Joder que largo, leches.


Puesto por SebastianDell a las Febrero 8, 2007 10:09 AM

Muy pero que muy bueno.

Nadie puede escribir sin destrozarse. Sin lucha, ni hacerse daño.

Me quedo con la frase. Gracias a Rubén

Delicioso post. Bonito blog.

Saludos

A.-


Puesto por Andy a las Febrero 8, 2007 10:12 AM

O quizá, corrigiendo en parte lo dicho, mi blog y yo *sí* hemos llegado a ese nivel de intimidad: yo no necesito decir explícitamente lo que siento para que él sea capaz de transmitir lo que quiero decir.


Puesto por SebastianDell a las Febrero 8, 2007 10:18 AM


A lo mejor el muchacho maduró, y ya no necesitó exhibirse en la red... p q para que escribir y contar interioridades - todas siempre ficticias - si puedes vivir sin hacer??

pero sí, tienes razón, la serie es sólo una serie americana, y todos los blogs,sermones, puras hojas porroquiles.


Puesto por confin a las Febrero 8, 2007 01:16 PM


A lo mejor el muchacho maduró, y ya no necesitó exhibirse en la red... p q para que escribir y contar interioridades - todas siempre ficticias - si puedes vivir sin hacerlo??

pero sí, tienes razón, la serie es sólo una serie americana, y todos los blogs,sermones, puras hojas porroquiles.


Puesto por confin a las Febrero 8, 2007 01:18 PM

jajaj parroquiales..


Puesto por confin a las Febrero 8, 2007 01:20 PM

Hola Marta,

qué temazo para un post

A mi me pasa a veces que estoy discutiendo con mi chico o con una amiga y me echan en cara cosas que he escrito en el blog. O que se enfadan por posts que he escrito, y no necesariamente posts que hablen de ellos.

Girlswholikeporno no es un blog personal, en el que cuente mis miserias y alegrias, pero como muy bien dices, "Este blog es más personal de lo que parece y menos de lo que debería". Ay, como te entiendo.

Yo a mis amigos les contesto (y así pienso sinceramente) que yo no escribo la verdad de mi vida en el blog. Que no es un diario, que cuando escribo soy consciente de que escribo para un público y creo un personaje. Ese personaje soy yo, pero tal vez a veces exagero cosas, omito otras, aveces miento y me lo paso muy bien. Que yo no le debo sinceridad a nadie, proque el blog es mio y escribo lo que quiero.

Pero no siempre cuela.


Puesto por Maria a las Febrero 8, 2007 02:19 PM

Eso de no poder escribir sin hacerse daño me parece una sandez, con todos mis respetos menos este.

Todo alumbramiento conlleva esfuerzo, pero no dolor necesariamente. Hay quien escribe basicamente para disfrutar haciéndolo, y no le va el sado.

Unas veces dolerá, e incluso el resultado proporcionará dolor a quien lo lea... Pero no necesariamente tiene que ser siempre así,.. no?.

Esto me recuerda a los compañeros de facultad de Bellas Artes, que si no lo pintaban todo como inspirados por la metamorfosis de Kafka, es que no estaban agusto. Pero luego no tenían ningún motivo para expresar eso que parecían querer expresar con su pintura. Todos vivian de puta madre, gastandose en birras lo que papa les enviaba para libros (en una carrera donde no se compraban libros).

Si estas jodido, escribe... Si estas contento, también puedes hacerlo y de paso, contagia a quienes te lean.

Pero claro, hacer reir siempre fue más complicado...


Puesto por Sr Pocacossa a las Febrero 8, 2007 02:42 PM

Eso de no poder escribir sin hacerse daño es una sandez, efectivamente. Y una cursilada del copón.

Ahí está el tema, que escribe uno y le piden explicaciones. ¡Pues van dados!


Puesto por ID a las Febrero 8, 2007 03:35 PM

Me ha llamado la atención lo de "se lo ha explicado a toda la comunidad angloparlante con metáforas, metonimias, anáforas y pleonasmos", que viene a ser decir sin decir y que es un juego complejo que no todo el mundo maneja correctamente. La subtle communication es un arte en desuso, pero muy útil -especialmente en las relaciones de género- si quien escucha no es sordo. En mi experiencia, el principal problema es que usarla en exceso supone una sustitución de la comunicación directa y termina por asignar valor, y significado, a cualquier cosa que digas. Las consecuencias de usarla mal, en pareja, vienen a ser del tipo "¿cómo que no lo sabías? ¡pero si te lo he dicho mil veces, imbécil" (cuando en realidad es la primera noticia oficial) o inconscientes, como una reacción desmedida del interlocutor al escuchar un comentario que has hecho sin relación con él... en tu cabeza. Y no funciona con todo el mundo: como en realidad no dices nada, es fácil ignorarla deliberadamente, y aunque parezca mentira es algo que algunas personas no ven (puedes colgar pensando "ya está, se lo he dejado claro" cuando resulta que la otra persona no se ha enterado de nada). Pero, para los que nos gusta este deporte, no sólo es divertida: también es extremadamente útil.


Puesto por Dri a las Febrero 9, 2007 03:24 PM