lastsupper.jpg

la vida secreta de los libros

LPC en | Junio 22, 2006

vlspark.jpgHace una semana El Pais entrevistó a Eileen Gittins, fundadora de Blurb, una empresa de autoedición de libros para un perfil muy autoedición: los blogs.

(...) el interesado se tiene que descargar un programa de software gratuito en la página de Blurb y se diseña el libro página a página con los textos e imágenes que desee. "Tenemos 150 diseños". Luego Blurb se encarga de la impresión, del envío a su propietario, pero también de la distribución en tiendas o de la venta en la propia página de Blurb.

La gente está acostumbrada a pagar por un libro, pero no por un blog. Nosotros le damos valor al trabajo en el blog". Pero hay más fuentes de interés: los fotógrafos, la gente con sus aficiones, especialmente los cocinillas, "y también las empresas que quieren tener un libro de presentación en vez de un folleto, por ejemplo, las inmobiliarias.

De este palo conocemos más a Lulu que ya se ha elegido España como centro de operaciones europeo y que ha despertado el interés del perfil apropiado con un estudio curioso: mientras que se publican más libros nuevos que nunca, la esperanza de vida del superventas -dicen- se ha reducido a la séptima parte de lo que era en 1960.

El estudio ha examinado -creo que entre otras cosas pero también puede que no- la lista de best-sellers del NYTimes y ha llegado a la siguiente conclusión:

The average number of weeks that a new No. 1 bestseller stayed top of the hardback fiction section of the New York Times Bestseller List has fallen from 5.5 in the 1990s, 14 in the 1970s and 22 in the 1960s to barely a fortnight last year.

La trampa es evidente: no sólo asume que la lista de ventas del NYT es el baremo universal de las ventas de literatura occidental sino que trata a los best-sellers como verdadera literatura, y no como lo que se compra para un anfitrión, un cumpleañero o el dia de la madre cuando vas corriendo hacia su casa y te paras en el Vips a resolver la papeleta. Cory respondió rápidamente que las cifras no señalaban un descenso de popularidad de los libros sino todo lo contario: gracias a los nuevos canales de promoción y distribución, más libros se convierten en best-sellers lo que reduce los números pero aumenta las ventas a nivel más general.


Probablemente Cory tiene razon pero dudo que estas compañías de autoediciones asequibles contribuyan a reducir la venta de bestsellers, del mismo modo que los blogs no reducen la lectura de periódicos. Los que leían periódicos siguen leyendo periódicos y aquellos que compran libros para algo más que para regalar continuarán engrosando las filas de crecimiento de los no-bestsellers, que son los libros relevantes sin necesidad de promoción.

Solo que hay otra cosa: desde hace unos cinco o seis años se reeditan más clásicos que nunca. Y la Red ha disparado la demanda de títulos que solo existen en el mercado de segunda mano como, por ejemplo, los grandes clásicos de ciencia ficción. Y los comics, Mientras las tiendas de discos de segunda mano -especialmente las que se dedican a las rarezas- se han comido una ración de crisis mucho más grande que la de las tiendas tradicionales o las de vinilos para superdjs, las tiendas de libros de segunda mano viven un momento dulce, regadas principalmente por la blogosfera y su incesante labor de promoción de viejas glorias y títulos no comerciales. Ninguno de estos estudios habla de la segunda vida de los libros, o de la tercera o la cuarta.

Yo, que soy devoradora habitual, hace tiempo que compro sólo libros de segunda mano. Los compro en las librerías de segunda mano de la ciudad, que son de largo mis favoritas y ofrecen títulos mucho más interesantes que las de títulos nuevos y tienen más títulos en inglés. Y los compro por la red, principalmente por Amazon, porque son más baratos y languidecen sin gloria en algún almacén, un desperdicio de recursos que no merece la pena. Los que gustan mucho de leer saben que los libros tienen muchas vidas -se prestan, se regalan, se pierden, se recompran- pero son cifras que ni interesan a nadie.

Si mis consejos les saben a algo, les diría que se alejen del autoeditor de bloggers y prueben antes con la industria editorial independiente. O se autoeditan por su cuenta que les sale mucho mejor. Si algo como ésto consigue llegar a los periódicos como una idea rompedora y original es que todo es posible. Mucho más interesante me resulta Future of the Book, un experimento con tan interesante que engancha sin tener que romper nada, ni siquiera las pelotas.

MAS: El escritor en la blogosfera



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Muy interesante, y sí, a algo me saben los consejos, aunque tengo que rumiarlo un poco.

Hace poco colgué una de mis obras de teatro para descargarla gratuitamente. A Alfredo García de Hoces, el Ingeniero Fuckoski le ha ido muy bien con esta estrategia, pero me pregunto si la publicación digital gratuita produce beneficio (económico, claro, del otro es obvio que lo produce) a corto, medio o largo plazo al autor. A la hora de contar con su difusión, sí, sin duda. Más que la autoedición, imagino. ¿O no?


Puesto por fanshawe a las Junio 22, 2006 04:21 PM

Pues aqui tienes dos ejemplos. Lee el contrato, mira los precios de encuadernación y haz cuentas: ¿a cuánto deberías tasar tu propio libro para sacarle algo de pasta? y a ese precio que te sale, ¿quién que no te conozca -o que sí. te lo va a comprar?

hum no. El modelo cafepress es bueno para lo que es: vender tazas y camisetas. Para libros, no.


Puesto por marta a las Junio 22, 2006 06:39 PM

Que me conozca, tal vez mi madre...

Ya, si tu argumento me convence, y mucho. Efectivamente no creo que sea un módelo válido para libros. La pregunta es, aparte de la edición con editoriales "reales" (subrayemos las comillas), independientes o no, ¿cuál sería un posible plan b?

Dicho de otra manera: las ventajas de la difusión de la música para el autor de la misma es evidente (al menos bajo mi perspectiva): te das a conocer, la gente quiere escucharte, das un concierto, se llena, esas cosas. Si no, que se lo pregunten al Koala.

Pero siempre me hago la misma pregunta, ¿cómo aplicar esa filosofía al escritor, al autor literario? Repito, en cuestión de difusión no tengo dudas, la obrita de teatro de un servidor ha pasado de ser leída por siete u ocho personas que además me quieren mucho a ser leída por un par de centenares que no me conocen de nada. Yo (y mi ego) encantados. Pero es que yo no doy conciertos así que la pregunta es... ¿ahora qué?

Prefiero, ideológicamente, apostar por una cultura de libre difusión (por ejemplo con la licencia CC), y siendo consecuente con esa ideología cuelgo los textos en la red. Mi contraste viene con ese "¿ahora qué?", porque no sé cuál es el paso siguiente si quisiera dedicarme en cuerpo y alma a vivir de esto...

Y juro que hablo desde la confusión y el desconocimiento.


Puesto por fanshawe a las Junio 22, 2006 09:19 PM

Se me ocurren varias editoriales cuya atención o consejo te podrían interesar. Que conozca, Traficantes de Sueños y Acuarela Libros.


Puesto por marta a las Junio 22, 2006 09:42 PM

off topic: pásese por:
le gustará... http://usuaria.wordpress.com/


Puesto por desorde a las Junio 22, 2006 11:01 PM

off topic: pásese por: http://usuaria.wordpress.com/
le gustará


Puesto por desorde a las Junio 22, 2006 11:02 PM

Y hablando de segundas y terceras vidas de los libros. Que os parecería considerar los libros como "seres viajantes" que, liberados de la "esclavitud" de ser poseidos por alguien, viajen libres por el mundo haciendo amigos y pasando de mano en mano? Si os interesa el tema, no podeis perderos Bookcrossing, esa pequeña utopía realizable... y es tan divertido "salir de caza"!!!! http://www.bookcrossing-spain.com/


Puesto por elintripido a las Junio 23, 2006 09:29 AM

Oye, muchisimas gracias por las sugerencias (aunque juro que no pretendía centrarme en mi caso ni por asomo).


Puesto por fanshawe a las Junio 23, 2006 09:56 AM