lastsupper.jpg

the feeders

LPC en the fetish garden | Junio 09, 2006

8604s_Large_Woman_Reclining.jpgA pesar de las apariencias, los feeders no son hombres pequeños con edipos enormes en busca de mujeres que podrían tumbar a su madre en un cuerpo a cuerpo sin ayuda de hardware culinario (una pasión, por cierto, de lo mas habitual). A los feeders les gustan las mujeres normales, de constitucion fuerte pero esbelta, porque su verdadera pasión es el proceso, no el fin. Se casan con una jovencita adorable, excelente cocinera, con esa pequeña debilidad que en América llaman "diente dulce" y la engordan, kilo a kilo, muchas veces hasta matarla a a base de colesterol. Si tuvieran que restregarsela contra algún objeto inanimado seria, probablemente, la báscula. Lo de ponerse los entrepaños de su señora como sombrero lo hacen sólo para la foto, y por disimular su verdadera obsesión.

En una genealogía del fetiche a través de la historia, el feeder pertenece a los círculos de dominación, en los que el amo controla el cuerpo de la sumisa mediante una dieta disparatada y la progresiva parálisis de la adorada, que en algun momento deja de pasar por el marco de las puertas y precisa asistencia constante hasta para actividades que uno solo deberia practicar en la intimidad. Es un fetiche muy alternativo, porque en lugar de tigresas embutidas en cuero escenifica señoras enormes comiendo bacon con las manos y eso no hay quien lo use para promocionar un bar. Un bar normal, digo.

Si esta historia les resulta fascinante, alguien en australia acaba de hacer un documental: Feed, En la promo dicen que nunca antes habrás sentido tanta repugnancia por el bol de palomitas que tienes en las rodillas. Lo dicen como si fuera algo bueno, pero es que son australianos. Sin más, les dejo en manos del destino y les invito a que valoren con otros ojos el volumen de sus mascotas. El peligro acecha en los lugares más insospechados.

Gracias Cowgirl.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







En Odisea emitieron hace un par de años un documental sobre el tema, "Locos por las gordas: Amores que matan". Y sí que da asco, no por la gordura de las mujeres, es lo perverso de estos tipejos lo que repugna. Hasta la náusea.


Puesto por alguien a las Junio 9, 2006 09:25 PM

puag!


Puesto por ifrit a las Junio 9, 2006 11:16 PM

Sí, yo también vi ese documental y se me quedaron los ojos como platos... Los feeders eran auténticos psicópatas, daba miedito español.


Puesto por Vinué a las Junio 10, 2006 12:21 PM

Yo me consideraba un pervertido.


Puesto por surlaw a las Junio 10, 2006 11:47 PM