lastsupper.jpg

corrección política: no en mi nombre

LPC en Reflexiones | Mayo 22, 2006

La incorrección de la corrección
Ferran Toutain, El Pais

Sabido es que de un tiempo a esta parte no hay documento administrativo, carta comercial, nota escolar o arenga de masas que no encabece sus pretensiones especificando los dos posibles sexos de sus destinatarios. La cosa empezó hace ya bastantes años. Aún recuerdo cómo me reí en una reunión universitaria, a principios de la década de 1990, cuando tuve la oportunidad de escuchar a un profesor que, queriendo referirse a los correctores de estilo, soltó con toda seriedad y sin apenas sonrojarse el siguiente prodigio verbal: "Los/las mediadores/mediadoras lingüísticos/lingüísticas". Y si la memoria no me falla, para recrear más a la audiencia, el joven docente coronó su hazaña haciendo con los dedos de ambas manos esa especie de gesto simiesco con el que se quiere indicar que uno pone entre comillas lo que acaba de decir. O sea, que ni siquiera él daba crédito a sus palabras.

(...) No es ningún secreto que, en las escuelas, durante bastantes décadas se enseñó lingüística estructuralista y gramática generativa en lugar de enseñar a leer y escribir. Como los niños salían cada vez más analfabetos sin que nadie supiera por qué, a partir de un momento se decidió enseñarles también a escribir y esto se hizo, y se sigue haciendo, mediante una lista de consignas que los escolares deben aprenderse de memoria y utilizar a modo de plantilla. Además de considerar incorrectas las frases largas o fomentar lugares comunes propios del peor periodismo, estas listas suelen incluir normas para un lenguaje no sexista. Los niños siguen saliendo analfabetos y aún no se sabe por qué. Si eliminásemos la corrección política, no resolveríamos el problema, claro, pero quizás daríamos el primer paso hacia una enseñanza un poco seria. Y si de paso consiguiéramos eliminarla también de los medios de comunicación y de los discursos políticos, entonces hasta puede que fuera toda la sociedad la que empezara a volverse seria.

Mikel añade dos textos sencillos y necesarios acerca de las razones y consecuencias de la corrección política sobre la lengua: el de Addenda & Corrigenda, correctores, sobre la imposición del duplicado innecesario -y absurdo- de géneros y su contradicción a las normas de nuestra gramática; y otro de Javier Arias Navarro, doctor en lingüística, sobre la cosa de las arrobas -un fenómeno psiquiátrico y sociológico antes que lingüístico. En los comentarios de Barrapunto añaden uno más: Las miembras y los miembros, de Arturo Pérez-Reverte.

El verdadero cáncer de nuestra lengua no son los SMS sino la agenda política, una agenda que no es la igualdad sino la segregación, el mecanismo de censura y de distraccón social mas efectivo de los últimos treinta años. Y esta normativa que define lo que se puede decir y lo que no, lo que se puede mostrar y lo que no, que cambia con las estaciones y se extiende como una plaga, infestándolo todo, es convenientemente apadrinada por las universidades, los oportunistas de salón y los medios de comunicación y tristemente defendida por millones que creen luchar por algo distinto, algo mejor. De buenas intenciones está asfaltado el camino al infierno.

Yo no me siento más representada cuando se dice "todos y todas" o, peor, "tod@s"; me siento imbécil por tener que aguantar tanto ruido en honor a mi diferencia sexual. Diferencia de la que, por cierto, sólo soy consciente cuando ocurren estas cosas. Defiéndanse, no colaboren. La habilidad de pensar libremente es uno de los pocos privilegios que nos quedan.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Gracias.


Puesto por a las Mayo 22, 2006 07:54 PM

"El machismo evidente en la lengua castellana es triste consecuencia de la historia que arrastramos las mujeres españolas": eso opinaba Carmen Conde años ha. Imagino que todo se podría solucionar aplicando brevemente el principio de economía o, mejor, el cerebelo. Desde que, para la clase política, el masculino ha dejado de ser un género extensivo y, así, no incluye ya al femenino en generalizaciones y universalidades, mis sustantivos se sienten vacíos, perdidos en la mediocridad del espacio-tiempo, como ajenos. Ay, qué desasosiego.


Puesto por P a las Mayo 22, 2006 07:59 PM

¡Esa es mi Petite!


Puesto por R. a las Mayo 22, 2006 09:05 PM

¡Brillantes enlaces! Hay que tener en cuenta que los eufemismos invaden la lengua de una forma brutal, y la corrección política se trata en no ofender, en hablar" bien" esta connotación es claramente totalitarista (tal y como señala en su estupenda reflexión). ¿Por qué? El motivo es claro, ya que las primeras gramáticas fueron encargadas por los reyes de Europa sólo para controlar a la población.

¡Un saludo!


Puesto por Alvy Singer a las Mayo 22, 2006 09:22 PM

Y si no lo he soñado -algo bastante posible-, creo que ví por alguna parte una especie de iniciativa por colocar la letra 'e' sustituyendo a la 'a' y a la 'o' en todo aquello que se refiera a un género mixto. Estamos agilipollados.


Puesto por surlaw a las Mayo 23, 2006 01:38 AM

no me lo puedo creer:

Pensé que comprendías que la equidad a lograr entre hombres y mujeres se basaba en la aceptación de una diferencia inicial (diferencia de género), pensé que sabías que si tratamos igual lo que no lo es, se pierde un ingrediente esencial de la vida: la diversidad.

Pero, fite tú por donde, descubro que cuando nos vienen bien dadas resulta fácil olvidar cuál es la procedencia de una, las “menudencias” vividas que hemos tenido que comernos, asimilarnos, mirarnos y remirarnos...porque: nos sigue dando más beneficio la mirada monolítica dominante... de hecho: nos da EL beneficio (dinero) además de relaciones interpersonales no polémicas...baldosas amarillas, dirección: fama y poder.

Vergonzoso me parece que en una clase donde participa una abrumadora mayoría de mujeres, los pocos hombres que hay se quejen al ser aludidos como vosotras. ¿Por qué? Porque me hacen ver que sigue existiendo una valoración en negativo de lo femenino... y resulta que soy mujer y estoy orgullosa de serlo.

Ser feminista no significa posicionarse contra los hombres, sino aportar diferentes puntos de vista al que, históricamente, se ha enquistado como único.

Veo que, aún a día de hoy, sigue dando miedo el término, la lucha y parece que no nos dan seguridad los objetivos a alcanzar, a pesar de ser tan claros.

Mira que lo siento!

se agradecen los enlaces, sin duda


Puesto por a las Mayo 23, 2006 02:17 PM

Estimada señora si es el caso:
He recibido una carta. Oficial, pero carta, al fin y al cabo. Dice así: "Estimado señor, estimada señora si es el caso: Por la presente le informo de la realización en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, del seminario...".
Bueno, no hace falta que ahonde en la herida y les lea el resto de la misiva. Lo dicho, dicho está, y, encima, no les voy a hacer publicidad a los doctos emisarios de semejante ofensa. Pero no puedo resistir la tentación de explicarles a mis lectores el sentimiento de rechazo y de vergüenza que sentí al leer la dichosa cartita. Creo entender que se dirige a nosotras, las mujeres, si somos el caso, es decir, si ha lugar o si existimos, o si no hay más remedio que dirigirse a nosotras, si es que existimos o tenemos cerebro para acudir a la llamada de este seminario. Y yo me pregunto: ¿soy el caso o estoy preparada para llegar a él? ¿Es el caso si soy una señora o soy una señora una vez llegado el caso? ¿Me estima ahora más que ya soy su caso o sólo mientras fuera o fuese estimable llegado mismo? ¿Es que ha comprado este redactor, tan complaciente, el famoso diccionario de género y ha querido ser tan puntilloso que se ha pillado los dedos, o es que desprecia tanto a las señoras que las considera un apéndice a tener en cuenta y, de manera misericorde y arrepentido de haberse dirigido a ellos de forma tan afectuosa y cargada de respeto, decide enmendar el error y se dirige a ellas de manera condescendiente y un algo decimonónica a la par que extravagante? No lo entiendo. Y me debato en ese mar de dudas en que me ha sumergido el lenguaje institucional tan de aparentar, tan de dedicarnos arrobas (@) para no ofendernos, tan de discursitos con vosotros/vosotras, compañeros/compañeras, amigos/amigas, pero, en el fondo, tan poco consistentes, tan poco creíbles, que no sólo se cargan la lengua española tan generosa ella y tan neutra en innumerables ocasiones, sino que, en cuanto te descuidas, te dan un bofetón con los puños cerrados para que no te olvides de los/las camaradas. Se les ha ido el asunto de las manos y no se han dado cuenta de que la gramática no cuela; que la gramática es muy traidora y las letras nos bailan en el cerebro desde hace miles de años y, lo que es peor, no es en las palabras donde está la solución, sino en los hechos. Que las palabras se dicen o escriben, pero la humillación se padece. Y, a veces, es en el tono donde está la falta, no en la falta misma. Cambiemos el sentido o la orientación de la frase, para ser más exactos, y verán ustedes el resultado: "Estimada señora, estimado señor si es el caso". A ver cómo se comen ellos eso de ser, si son algo, una simple cuestión sin importancia. (Elsa López, publicado en La Opinión 23/05/06)


Puesto por Sr.Marqués a las Mayo 23, 2006 02:22 PM

Natu, yo lo he entendido muy bien, eres tu -por una vez- quien no ha entendido nada. Y me jode porque yo te adoro y tu me dejas un anónimo.


Puesto por marta a las Mayo 23, 2006 02:40 PM

que no era un anónimo!!! no ha salío la firma. al ver la pre-publicación, noté que se comió una "n" y después... se publicó solito
fallo mío por no fijarme, lo siento. Pero no era mi intención ser anónima, te lo prometo.
Marta, plis...podrías explicármelo? ¿No he entendido que la diferencia sexual la notas sólo al ver una arroba? ¿no he entendido que no es necesario escuchar tanto ruido en honor a la diferencia sexual? pues entonces no, no he entendido nada.
Quizá quisieras decir lo que la estudiante de bellas artes muestra acá arriba, pero no lo entendí así...
Sabes que yo también te quiero muchísimo. Si no fuera así, no escocería tanto un desencuentro
Cuídese mucho, linda


Puesto por natu a las Mayo 23, 2006 03:05 PM

ahora me lo como con patatas....
dices diferencia sexual, y no diferencia de género...
ayyyyyyy!!!
qué metedura de pataaaaaaaaa
ups
me desaparezco un rato, va?
ciaoooo


Puesto por nat a las Mayo 23, 2006 03:09 PM

Oye nena, de desencuentro nada: no me seas drama queen tu ahora XDDDDDDD

Y no te desaparezcas: tu puedes decir lo que te salga del coño, que de eso iba mi post y no de otra cosa. Hace unos años los desacuerdos eran felices; al menos eran el germen de una buena discusión y hasta había gente que se reunía en los cafés precisamente para eso: discutir. Hoy en día los desacuerdos son desencuentros y parece que no estar de acuerdo en las pavadas mas nimias es una afrenta personal que acaba con tus amistades, tus relaciones de pareja y lo que es peor, tu sentido del humor.

Defender ese ingrediente esencial de la vida que tu bien llamas diversidad es disfrutar de los desacuerdos y fomentarlos. Si estuviéramos en Olavide tomándonos unas cañas el "desencuentro" no escocería nada, habría dado lugar a risas, bromas, pequeños capones cariñosos y la constatación, una vez mas, de que tus amigas son gente interesante, inteligente y que deberías verlas mas :-)


Puesto por marta a las Mayo 23, 2006 04:25 PM

Lo mejor es cuando un encendido sindicalista minero dice, "Nosotros y nosotras..."


Puesto por enviado isérgico a las Mayo 23, 2006 10:18 PM

qué re-buenísimo!
ayer noite, callejeaba por los aledaños de la plaza mayor y un "ps-ps!" llamó mi atención: un camarero del Itale-Caffé (esa terracita que tanto te gustaba) me invitaba a entrar. Me acordé de vos y decidí sentarme un rato en la terraza a saborear una birra a tu salud.
Pues bien: me la tomé (muy, pero que muy agusto, a pesar del "fresquito" que hacía) y... chica! terminaron invitándome a ésa y a dos más!!
¿Debo añadir que siempre es un lujo contar con tu compaña, aunque no estés físicamente?
Pues eso.
Cuando tenga más tejos que echarte, los notarás.
;o)
me siento como debe sentirse una participante de "lo que necesitas es amor" jejejeeeeeee


Puesto por natu a las Mayo 24, 2006 06:50 PM