lastsupper.jpg

bestiaria

LPC en heartless bitches | Octubre 04, 2005

pornocrates.jpgLa acaparadora es aquella que cree que todos los hombres que acaba de conocer son el amor de su vida, amor que nos confiesa como si revelase algo insólito e inesperado. Confesión que funciona como una cláusula preventiva, una orden de restricción amorosa: Como ella lo vio primero no podemos mirarlo. Aún si nos enamoramos, a pesar de que él nos corresponda, así sea la primera vez que nos pasa. Es de ella aunque él no la conozca, ella “cantoprí”, porque lo vio primero. Aunque en realidad, ella vio primero a todos, y ese es el problema.

La Pavita Real acostada en la cuna de su hermano, sopla las velitas en cumpleaños ajenos, se pintarrajea y baila con la ropa de la mama en todas las cenas familiares o se traga unas canicas a propósito. Cuando la reprenden, se encierra en el cuarto a llorar y a fantasear con la idea de morir o sufrir un accidente atroz para hacer escarmentar a sus padres. Se imagina convaleciente perdonándolos por no prestarle la atención debida. Ya más grande, aparece en el colegio con anteojos, yesos, y aparatos dentales hechos con clips. Finge tener problemas de aprendizaje, tomar anfetaminas, haberse cortado las venas, ser vegetariana, una chica peligrosa y finalmente extraterrestre.

La Perdedora sabe de memoria que es una segundona irremediable, una patética vitalicia. Tanto lo sabe, que lo ha olvidado. La derrota es para ella un hábito, no conoce otra cosa. Es tan grande su conformismo que ni siquiera se permite desear algo valioso.

Por ejemplo: A una ganadora, se le declara el más lindo del curso. A una mujer común puede pasarle o no. Una perdedora sueña que le sucede, todos se enteran y le leen el diario íntimo en clase. En cambio, una perdedora-perdedora jamás se fija en el más lindo. Va derechito al gordo paticorto dos años mas chico.

Problemita adora las escenas y el llanto terminal, el instante en donde se enreda o se hunde en la arena movediza. Problemita ama padecer el vértigo de la pelea definitiva, la mirada esquiva, el murmullo cruel. Problemita solo se siente viva cuando sufre.

Entre los catorce y dieciocho años, ser amiga de Problemita significa hospedarla cada vez que huye de su casa, prestarle el camisón, escucharla llorar toda la noche, disuadirla de unirse a una secta, convencerla para se arregle con la madre y a las 6 am, darle plata para el remise de vuelta.

La profunda es aquella mujer que cree que todo es cuestión de intensidad, que se empeña en vivir en la oscuridad, que siempre anhela el reverso. A las que adoran lo tortuoso y complicado, lo imposible y lo prohibido. "La profunda" quiere ser intelectual, quiere hablar de cosas importantes y "con sentido", cree que hay películas y libros con y sin mensaje y cosas por el estilo.

Hace años, Bestiaria estaba amargada por la pérdida de algún patán. Hoy tiene una lista negra, un edipo de cojones y un blog estupendo, receta pluscuamperfecta para ser una zorra sin corazón.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos