lastsupper.jpg

primeras ediciones a precio de saldo

LPC en la biblioteca | Julio 29, 2005

ulysses_1922.jpgEl coleccionismo sistemático de primeras ediciones (de imprenta, de vinilo original, de memorabilia de primera mano) es síntoma inequívoco de envidia. Celoso de lo no vivido, ladrón de memorias ajenas, el cazador profesional de primeras ediciones trata de reemplazar a otro que sí estuvo, que sí vivió y que supo reconocer el valor de un clásico antes de que lo hicieran las autoridades literarias. Estas tres características (contemporaneidad, proximidad geográfica e interés natural) convierten al primer comprador en una figura mítica a la altura del autor mismo ya que el autor, como tal, no podría haber sido otra cosa pero el comprador (el que se fue a Paris a por una edición del Ulysses de la mano de Sylvia Beach, el que asistió al primer concierto de los Sex Pistols, el que adquirió el primer Van Gogh por cuatro perras en una acera), ese podía haber sido otra cosa y comprar impresionistas como todos sus vecinos pero decidió que no. Los coleccionistas no envidian al artista, sólo lo veneran. Los coleccionistas quisieran ser el iluminado que lo descubrió.

No es una opinión gratuíta, es una confesión cuidadosamente elaborada con meditación y vergüenza. El coleccionismo es también un vicio trasnochado y snob. Nadie es perfecto. Y todo esto viene a cuento porque, tras echar un ojo a la mísera historia de Henry Roth que enlazaba hoy Antonio y siguiendo la pista de la srta. Walton, he caído en esta tienda de memorabilia donde se pueden encontrar primeras ediciones a precios que parten el corazón. Edna St. Vincent Millay. 20$. William Carlos Williams. 55$. William Faulkner. 25$.

Nota. Aqui hay una edición de 1950 que haría llorar de alegría a mi ex-suegro. Que lo sepas.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







que buen post!

realmente has acuñado varias de mis próximas frases de cabecera...;)


Puesto por yaku a las Julio 30, 2005 01:04 AM

Lo cual le quitaría todo el sentido a intentar conseguirlo cuando no se hico en su tiempo.


Puesto por Misósofos a las Julio 30, 2005 11:50 AM

Carisma y honra ese es tu reducto, decir que yo adquirí de mi buen amigo J.T.Leroy his book Harold, las primera 500 piezas publicadas de sus escritos, y sí, sé que es envidia pero quién no querría estar con el Borrought de hoy... Estory solo, cada vez más convencido, gracias por tu labor Petite, siempre nos soportas y nos drenas. Gracias desde mí.


Puesto por La adelfa blanca a las Julio 30, 2005 11:16 PM

la verdad, el trastero de mi casa tiene mucha edición 1ª de vinilos, y a nadie le dió por hacer una teoría semejante. En fin..


Puesto por snobs a las Julio 31, 2005 01:05 AM

Pues no sé si ha mirado abebooks.com o .fr, señorita, pero le juro por la memoria de la Tía Molly que yo he encontrado ejemplares realmente ejemplares a un precio ejemplar. No llegaban a partir el corazón como la Gran Olivia de Havilland pero casi.


Puesto por Wendell Liverpool Espana a las Agosto 2, 2005 04:25 PM