lastsupper.jpg

¿Quién diseña nuestras ciudades?

LPC en politech | Mayo 06, 2005

billboard.jpgEs habitual que los vecinos de un área de entretenimiento -léase zona de bares y terrazas- saquen a la calle pancartas y protestas contra el ruido que no les deja dormir. Lo he visto en Malasaña, en Chueca, en LavapiÉs y en el barrio del Raval durante los días de Sonar. El ruido publicitario, sin embargo, es como el olor a gas: hace falta salir del epicentro de la contaminación para percatarse de que existe. Nadie lo nota, nadie protesta. Pero las calles, carreteras, estaciones de metro, paradas de autobús, edificios, plazas y otros soportes publicitarios no nos dejan pensar.

Cuando vemos la tele, escuchamos la radio o leemos un diario gratuito, entendemos que los anuncios es el precio que tenemos que pagar por seguir disfrutando del servicio. Hay quien se abona a la televisión de pago para no tener que ver anuncios. Numerosos medios online ofrecen suscripciones sin banners y hay quien da wifi gratis a cambio de publicidad. Quien no quiere pagar ese precio se busca un servicio de pago que le ahorre la publicidad pero ¿quién decide por nosotros en nuestra propia calle? Vayamos a donde vayamos nos persiguen mujeres semidesnudas, teléfonos de última generación, instantáneas de familias viajando en coches de lujo. ¿Qué es exactamente lo que estoy pagando? Y, sobre todo, ¿no lo estaba pagando ya?

La publicidad no es barata. Ni mucho menos. Colocar un anuncio en los pasillos del metro o en la marquesina del autobús es una pasta marinera. La empresa publicitaria paga el alquiler del espacio y recibe un beneficio de la compañía que la contrató. La compañía vende más unidades del producto que se anuncia y todo el mundo recupera con creces su inversión. Pero al final del día, la que paga las marquesinas soy yo, y todavía no sé cuál ha sido mi beneficio. ¿Me ahorro algún impuesto? ¿Me mandan un cheque-descuento a final de mes? El ejemplo más escandaloso, desde mi punto de vista, es el de los anuncios que cubren las casas en rehabilitación. El ayuntamiento es muy estricto con las fachadas de las casas y no tolera que se pinte un balcón de distinto color o que se cuelgue un aparato de aire acondicionado en las calles más representativas de la ciudad. Y cumplimos. ¿Por qué toleramos entonces que nos forren la casa con el logo de una multinacional? ¿Es mi cocina un servicio comunitario? ¿Quién cobra ese dinero y dónde está la parte que me corresponde de esa publicidad? ¿Alguien puede enseñarme los libros de cuentas?

Bergen vs Clear Channel. En otro lugar del mundo, la formidable Jill Walker cuenta: El ayuntamiento de Bergen está planeando vender nuestra ciudad a Clear Channel, el publicista, gigante mediático, abusón de los derechos de los trabajadores y matón de la indústria discográfica, del mismo modo que Oslo se ha vendido también.

Los ciudadanos más activos de Bergen han comenzado una campaña de recogida de firmas para limpiar su pequeña ciudad de publicidad abusiva. Tienne un blog: Byen vår (nuestra ciudad). Y éste es el lugar donde se explica (en claro y contundente noruego) por qué vender tus calles a las multinacionales americanas no es tan buena idea.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Queridos lectores, debo cerrar los comentarios mientras realizo tareas de limpieza. Ustedes sabrán disculpar las molestias....

Aquellos que todavía piensan que la enfermedad del medio se la inventó Internet deberían leer este reportaje del New...

Buscaba un extracto traducido de El Príncipe Negro de Iris Murdoch y me he encontrado con que Alejandro Gándara...

No he llegado al Gamelab, pero me da igual porque estoy viendo la mesa de Cinacia del Foro Internet...

1. ¿Por qué las palabras censura, diletante y arribista ya no significan control que ejerce un grupo de poder...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Dear Claudine,
Terrible pregunta, máxime cuando se siente que la ciudad pierde día tras día muchos de los atractivos y de las voluntades que la han conformado.
En Barcelona el medio es el mensaje.
Te invito a pasear por un centro comercial llamado (sic) Heron City, proyectado por un especimen nuevo, el "dissenyador arquitectònic"... La arquitectura y el urbanismo siempre han sido la expresión de un pueblo. Ahora en Barcelona, tras el fiasco del Forum sólo nos cabe esperar que actuaciones tan nefastas como Heron City empiecen a proliferar por arte de magia.


Puesto por francesc a las Mayo 6, 2005 07:18 PM

Pues es verdad, con la de publicidad que nos tragamos del metro, tren, etc deberían ser gratis (aunque a veces lo parecen XDD)
Y lo de las calles ya es del cagarse, paradas de autobús, gente dando papeles, en fin, publicidad por todos lados. ¡Consumid malditos! xDD


Puesto por morri a las Mayo 6, 2005 07:38 PM

Totalmente de acuerdo. La vida urbana está cambiando: el centro comercial es cada vez más el ámbito de convivencia y de ocio; el espacio público se degrada y tiende a convierte en mero aparcamiento para que los ciudadanos dejen el coche y accedan a las tiendas; el paisaje urbano es una sucesión de carteles, escaparates y vallas publicitarias. Lo público cede terreno a lo privado y parece que nos dirigimos a la ciudad-comercio más que a la ciudad de la información que profetizaba alguien. En realidad la ciudad siempre ha estado y estará sometida a una continua mutación por su propia naturaleza. Pero no por ello debemos resignarnos a aceptar cualquier cambio, sobre todo si es a peor.

Chapeau por Bergen y por tu post. Se lo paso ahora mismo a mi marta particular, que está haciendo la tesis precisamente sobre paisaje urbano y seguro que le interesa. Me guardo también el enlace, para un proyecto de página web que tenemos en mente y que abordaría este tipo de cuestiones urbanas.


Puesto por jesús a las Mayo 6, 2005 07:51 PM

Querida Claudine: no se cómo hacerte trackback así que te informo que he tomado como base tu artículo para escribir en mi blog:

http://www.culturadelproyecto.com/archives/miscelanea/Quien-Disena-Nuestas-Ciudades.html

Felicidades por este artículo, y por la reflexión final: ¿dónde va nuestro dinero? ... eso me gustaría saber a mi... estamos cediendo calidad de vida a cambio de... ¿nada?

Parece increíble, pero por desgracia no lo es. ojalá plataformas como esta se levanten por todo el mundo exigiendo una vida sin tanto bombardeo publicitario.

Un saludo


Puesto por Néstor a las Mayo 7, 2005 08:41 PM

Respuesta a los ungidos:
.
El artioculo en vez de basarse en la realidad se basa en las alucinaciones colectivistas marxistas segun el cual los compradores somos marionetas de los empresarios; nada mas lejos de la realidad ya que las empresas deben ofrecer servicios que sean del agrado de los consumidores o abocarse al fracaso. En realidad los que pintan los marxistas como grandes manipuladores, no son mas que esclavos indefensos ante el gran publico.
Por lo demas copio un extrtacto del Human Action", donde vvon Mises, el mayor economista del soglo XX, se ocupa de espantar estas ideas dignas de un subnormal:
" The consumer is not omniscient. He does not know where he can obtain at the cheapest price what he is looking for. Very often he does not even know what kind of commodity or service is suitable to remove most efficaciously the particular uneasiness he wants to remove. At best he is familiar with the market conditions of the immediate past and arranges his plans on the basis of this information. To convey to him information about the actual state of the market is the task of business propaganda."
y
" It is a widespread fallacy that skillful advertising can talk the consumers into buying everything that the advertiser wants them to buy. The consumer is, according to this legend, simply defenseless against "high-pressure" advertising. If this were true, success or failure in business would on the mode of advertising only. However, nobody believes that any kind of advertising would have succeeded in making the candlemakers hold the field against the electric bulb, the horsedrivers against the motorcars, the goose quill against the steel pen and later against the fountain pen. But whoever admits this implies that the quality of the commodity advertised is instrumental in bringing about the success of an advertising campaign. Then there is no reason to maintain that advertising is a method of cheating the gullible public."
http://www.mises.org/humanaction/chap15sec13.asp

Como dice Mises lA publicidad es un serfvicio gratuito que se concede a los consumidores para que conozcan el estado del mercado. Mas publicidad es bueno, ya que disminuye la friccion de nuestra economia; si alguna alma excentrica no quiere conocer el estado del mercado, siempre podra pagar algun serviciio para evitar esto. Es la magia del capitalismo, que por medio de la libertad ofrece medios a todos para culminar sus deseos.


Puesto por hayek a las Mayo 8, 2005 12:42 PM

"Como dice Mises lA publicidad es un serfvicio gratuito que se concede a los consumidores para que conozcan el estado del mercado"

¿Un servicio gratuito? Por esa misma lógica, el correo basura es también un servicio gratuito, ¿no? :-) En todo caso, sería un servicio obligatorio, ¿no crees? ¿Donde queda la libertad del usuario para decidir si quiere "disfrutar" de ese servicio o no?

"si alguna alma excentrica no quiere conocer el estado del mercado, siempre podra pagar algun serviciio para evitar esto"

Aaaaah, ya. O sea que si no quieres "disfrutar" de ese "servicio" obligatorio la única opción es pagar para evitarlo. Ahora entiendo mejor ese concepto de libertad que tanto defiendes. Eres genial, hayek, sigue alumbrándonos con tu sabiduría. :-P


Puesto por jesús a las Mayo 8, 2005 01:47 PM

hayek, pequeño sicofante: ¿qué haces tan lejos de casa? ¡Vuelve muchacho, vuelve! Este no es sitio para tí.

mxxxx!


Puesto por marta a las Mayo 9, 2005 09:45 AM

Hayek habla de la publicidad del siglo XIX. La de hoy no da a conocer nada ni proporciona información alguna sobre los productos. Juega con valores, expectativas, fantasías y símbolos. No ofrece medios para saciar los deseos, sino todo lo contrario: los multiplica hasta la náusea y crea un estado de frustración permanente que genera numerosos conflictos. En fin, Hayek sabe tan poco de la publicidad como de política o de cualquier otro tema.


Puesto por johnnylingam a las Mayo 9, 2005 11:23 AM

Hola, Marta,

hace mucho que leo tu blog, pero es la primera vez que me animo a comentar algo. Y es que me has tocado la fibra sensible con este tema. Me obsesiona la perturbación de la tranquilidad mental de los ciudadanos que desde hace unos años se está llevando a cabo y cada vez con mayor ahínco.

Sólo quería dejar constancia de algo mucho más grave que unas vallas publicitarias: las televisiones, con sonido a un volumen elevado, que existen ya en todos los andenes del metro de Madrid, y a cada cierta distancia en las puertas de embarque del aeropuerto de Barajas. No sólo nos impiden concentrarnos en leer mientras esperamos la llegada del metro o la salida del avión, también nos impiden descansar al salir de nuestra jornada laboral, o nos hacen llegar ya crispados al trabajo y, lo que es peor, son el medio que le faltaba a los gobernantes para inocular su pensamiento en los indefensos viajeros. En terreno público, bombardean con su doctrina de pensamiento.

Yo sigo luchando por ser libre de leer, oír y pensar lo que me venga en gana, pero ellos están dispuestos a ponérnoslo cada vez más difícil.

No cederemos.


Puesto por A. a las Mayo 9, 2005 03:57 PM

Acabo de ver en Odisea "Los Persuasores", que no es la serie de TV de los setenta, sino un episodio de Frontline (programa de la excelente TV pública estadounidense) sobre las sofisticadísimas argucias que se usan en publicidad para convertir al consumidor en un autómata. Lo cierto es que están lejos de conseguirlo, pero no se puede decir que se abstengan de emplear todos los recursos posibles para llegar a este objetivo.

Recomiendo a Hayek y demás ingenuos -siendo suaves- que se den una vueltecilla por la web del programa para ponerse al día, que la publicidad ha evolucionado mucho desde los tiempos de su adorado Von Mises.

http://www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/shows/persuaders/view/

Supongo que el programa se difundirá más veces en Odisea.


Puesto por johnnylingam a las Mayo 9, 2005 10:06 PM

Excelente post, y muy oportuna la puntualización de A. Consuela saber que no se está solo en esto.

Me permito copiar unos link míos relacionados de alguna u otra manera con el tema:

***************************************************
http://blogia.com/malasombra/index.php?idarticulo=200412281
***************************************************
http://blogia.com/malasombra/index.php?idarticulo=200504091
***************************************************

Y les recomiendo encarecidamente la lectura del libro "NO LOGO", de Naomi Klein.

Saludos y enhorabuena.


Puesto por Barrejón a las Mayo 12, 2005 11:14 PM