lastsupper.jpg

De Rolex y setas

LPC en mp3 | Octubre 09, 2004
madonna.jpg

Elton John en los Q Music Awards: A cualquiera que hace playback en público en un escenario cuando pagas 75 libras para verle deberían pegarle un tiro. Esto me deja fuera de su lista de felicitaciones por navidad. ¿Me importa acaso? No.

Lo que podría haber sido una divertida pelea de gatas en las portadas de la prensa especializada (pero no de música sino de gossip) quedó, sencillamente, en una lección de modales por parte de una Madonna más digna que la í. Su representante Liz Rosenberg comentó poco más tarde: Madonna no hace mímica ni pierde el tiempo marujeando sobre otros artistas. Cantó cada una de las notas de su Re-Invention Tour y no se avergüenza de que le paguen bien por un duro trabajo.

Y añadió: Elton John sigue en su lista de felicitación navideña.

Madonna fue el primer concierto grande de toda mi vida. Tenía doce años cuando fui al Calderón a ver a la ambición rubia y, con habilidad y entusiasmo, serpenteé con pericia y sigilo hasta la primera fila y esperé las cuatro horas de entonces (de mis doce años, digo) entre adolescentes asfixiadas, clones de la artista (de uno y otro género) y mercenarios del directo que son los hijos de puta que te venden el agua a precio de pura coca colombiana. No es de extrañar que, tras la espera, los piostones y el contacto no deseado con litros de sudor ajeno, el playback me sentara como un tiro. Madonna saludó, bailó, se restregó con bailarines vestidos de sirena y cambió de peinado al menos tres veces pero cantar, lo que se dice cantar, no cantó una sola nota.

A qué estamos, ¿a Rolex o a setas? Cuando Bjork vino a tocar a Barcelona en el antepasado Sonar me acordé mucho de aquellas horas del Calderón. La islandesa se aseguró muy bien de que nadie fuera de su propio equipo se hiciera responsable de su concierto. Mesa, escenario, cámaras, proyecciones... todos los técnicos que trabajaron en aquel concierto llegaron con ella y se fueron con ella, y el resultado fue un sonido casi sobrenatural, de una perfección tan rara, tan poco frecuente, que hasta yo que no soy fan me arrepentí de no haber ido a verla en el Liceo. Sin embargo, muchos se quejaron de que no se la veía, tan pequeña como es, perdida en aquel escenario gigante. Las cámaras que transmitían directamente a las pantallas sólo cogían planos largos de la actuación. La triste verdad es que, después de diez años, dos niños, Goldie y Lars Von Triers, la eterna adolescente está muy estropeada.

Madonna es una compañía que se ha hecho rica creando, promocionando y vendiendo un único producto: Madonna. Y se ha reinventado tantas veces como ha hecho falta: la madona rebelde, la madona ninfómana, la madonna sado, techno, disco, electro, actriz, go-go, guerrillera... todas esas madonnas son en realidad una sola que trasciende largamente de su categoría de cantante pop para convertirse en icono cultural y sobrevivir (a veces a lo grande, a veces bajo capas y capas de lodo) a tres décadas en la cresta de la ola de la popularidad mediática. El hecho de que todo esto no sorprenda a nadie es prueba inequívoca de que no ha habido engaño.

Bjork Y Madonna tienen muchas cosas en común: las dos son mujeres que han alcanzado un estatus en el mundo del espectáculo a base de trabajo duro, dedicación y una dosis rara de ambición. Jamás las he visto quejarse de lo dura que es la fama, lo difícil que es ser mujer en un mundo de hombres o lloriquear porque sus hijos no tienen padre. Pero no comercian con el mismo género. Y pagar un concierto de Madonna para oirla cantar es como ir a ver a Bjork para mirarle el culo: no tiene sentido.

Y en este mundo de irritantes estrellas de la canción ligera, parodias inconscientes de los últimos 70, cantautores babosos y concursantes de OT, si hay algo que me hace retorcerme de dolor en el suelo es una miserable rata, envidiosa, mediocre, llorica y oportunista como Elton John, que tuvo su último momento de gloria cuando su amiga princesa se reventó los sesos con su amante en un tunel de París.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Todo cuanto se explica, en la belleza, ni explica la belleza, ni es lo bello; la parte que consiente...

Yo descubrí a Ellizabeth Smart de rebote. Rondábamos los dieciocho y un novio al que le gustaba juzgar el libro...

Esto tiene que ser lo que ocurre cuando la gente de fuera del sistema solar intenta hacerse pasar por...

Esta ha sido la Olivetti Lettera 32 de Cormac McCarthy durante 50 años. Y esto es lo que dice...

Tomas alternativas de Branquias bajo el agua, inéditos de Décima Víctima, letras des-hechadas, directos y maquetas de Esclarecidos, Kaka de...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







a mí el rollito de Madonna de mujer hecha a si misma me ha dado siempre por el culo: una historiera de autosuperación à la MTV, a la felicidad por el marketing . Así que, en este caso, estoy totalmente con la mariquita mala,,,, y ten en cuenta que la pataleta del gafotas fue porque a la rubia le dieron el premio a la mejor actuación EN DIRECTO,,, si eso no es para mosquearse....

Y de Bjork prefiero no hablar...


Puesto por Kroy a las Octubre 10, 2004 04:37 PM

El espectáculo, es el espectáculo. Britney tampoco canta, baila mal y es tonta. Pero el espectáculo es el espectáculo, y servidor pagaría 40€ por verla en Wembley a 70 metros de distancia.
Si tengo que elegir entre el espectáculo de ver a Madonna repasar hits o a Elton John volver a su pasado, no lo dudo ni un segundo. Puto pinball wizard pasado.


Puesto por El Gran Mimón a las Octubre 11, 2004 08:53 AM

el problema no son los artista cutres, somos nosotros que pagamos una pasta por soportarlos haciendo playback y demás memeces, si es que somos tontos del culo...


Puesto por Defunkid a las Octubre 11, 2004 10:18 AM

Qué control de la narrativa, el final es casi orgásmico.

Elton John últimamente parece una loca desquiciada en plena menopausia, no se...


Puesto por coolmonkey a las Octubre 11, 2004 07:14 PM

Estoy con kroy. A mi madona siempre me ha parecido una jena (en sus facetas tanto musical como mediática-marketing) que, por alguna razón que desconozco, es cool. Ya puede haberse dejado los putos cuernos en castings, me da igual, hay gente que pasa veinte años descargando camiones. Si hace un concierto en playback (y tú dices que lo hace) no sé por qué lo niega. Es como el Beckham. No juega al fútbol un carajo, pero dicen que a) Entrena mogollón (y yo si me pongo) y b) no engaña a nadie, es abiertamente un producto de marketing.
Muy bien. Pero ni madona canta ni beckham juega. Y es lo que se supone que hacen.


Puesto por Nuño a las Octubre 11, 2004 08:22 PM

No sé, y yo por preguntarme algo... ¿alguien se ha interesado alguna vez por las posibilidades de la voz de la diva?


Puesto por bla bla bla a las Octubre 12, 2004 01:32 PM

Hombre, me pareces un poco dura con algunos y un tanto permisiva con otras. Nunca me he planteado calificar a Elton John como llorica, oportunista, etc. pero mediocre? Por favor...


Puesto por Víctor a las Octubre 12, 2004 01:53 PM

Ahora entiendo: ¡el problema de Milli Vanilli era que no tenían un show!


Puesto por opinando a las Octubre 12, 2004 06:53 PM

Leyendola trepar a muros que cualquier otra tempestiva jamas se atreveria si quiera a mirar, sin pedir por ello moneda a cambio. Hay dias en los que me aburro a mi mismo. ¿Hay otros dias? Menos mal que siempre hay alguien que...


Puesto por autor del quijote a las Octubre 12, 2004 06:53 PM

Yo estoy con coolmonkey... he mojado los pantalones con el final. Lo de los sesos de su amiga esparcidos es tan cruel como genial.


Puesto por Rego a las Octubre 21, 2004 11:45 PM

madonna me parece una artista espetacular, lo unico q digo q para mi madonna iso playback en el primer tema de su concierto re invention, la primera cancion fue vogue


Puesto por sofia a las Enero 28, 2008 12:02 AM