lastsupper.jpg

Call me Rance

LPC en media | Mayo 30, 2004

Mi vida es aburrida y no merece que pierda el tiempo hablando de ella, salvo por un cosa. Así que este blog estará dedicado a esa cosa. Que es, a falta de otra palabra, la fama.

Así empieza Captain Hoof, el blog que, desde hace unos meses, tiene la medio Hollywood de los putos nervios.
Su responsable, un tal Rance, asegura ser un actor de máxima popularidad (baste decir que sé lo que es ver tu foto en el kiosco cada vez que vas al supermercado) y se ha dedicado a cotillear acerca de toda la gente guapa que puebla la fábrica de sueños. Una cuenta en tripod.com protege su anonimato. Si mi identidad fuera revelada -dice el supuesto actor- me vería vendiendo uvas en Sunset Boulevard.

Ni que decir tiene que hemos seguido el asunto con cierto escepticismo, pensando que la pretendida estrella saldría pronto del armario convertido en abogado de Michael J. Fox o en cualquier empleado de catering aspirante a guionísta. El blog dista mucho de ser lujoso y tiene banners sobre esquizofrenia coronando los post (lo que podría ser indicativo de que el tipo es un cachondo -aunque empleado de banca- o un esquizofrénico de verdad con un extraño sentido del humor). Pero pasan y pasan los meses y la cacería sigue.

Xeni piensa que es Owen Wilson, mientras que sus fans en BB apuntan a Benicio Del Toro, George Clooney, Mr. Potato Head, Osama Bin Laden o Jeffrey "can of whupass" Skilling. En Gawker se rumorea que puedan ser Bill Murray o las dichosas gemelas Olsen y el difamador se vuelve loco descubriendo pistas y relaciones entre el misterioso Rance y el absurdo tatuaje de su víctima favorita, Ben Affleck, aunque una intrépida investigadora anónima le ha seguido la pista por la red y está casi convencida de que es un oficinista con demasiadas distracciones.

Mientras tanto, la supuesta estrella de cine continúa encantada, chismorreando como una serpiente sobre las fiestas y entramados de las doradas colinas, los tiburones de la indústria, las noches de coca y de putas y los cruceros donde se desnudan las aspirantes a Brodway como hicieran en su día Capote y Gore Vidal, aunque con más gracia y menos tontería. Los bloggers de moda le han puesto a caldo por no saber que el popular Spago desertó hace tiempo de Sunset Blvd pero ha accedido a una entrevista para la agencia Reuters y, como es de rigor, ya hay una editorial tratando de echarle el guante.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Todo cuanto se explica, en la belleza, ni explica la belleza, ni es lo bello; la parte que consiente...

Yo descubrí a Ellizabeth Smart de rebote. Rondábamos los dieciocho y un novio al que le gustaba juzgar el libro...

Esto tiene que ser lo que ocurre cuando la gente de fuera del sistema solar intenta hacerse pasar por...

Esta ha sido la Olivetti Lettera 32 de Cormac McCarthy durante 50 años. Y esto es lo que dice...

Tomas alternativas de Branquias bajo el agua, inéditos de Décima Víctima, letras des-hechadas, directos y maquetas de Esclarecidos, Kaka de...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos