lastsupper.jpg

neuróticos por amor al arte

LPC en Reflexiones | Mayo 30, 2004

Las manías son esos pequeños detalles que nos hacen insoportables pero de los que estamos, por motivos indescifrables, profundamente orgullosos. Y no estoy hablando de fobias generalizadas del tipo de no me gustan los mimos o tengo pánico a las abejas porque eso no son manías sino reivindicaciones perfectamente racionales del derecho a vivir en un mundo libre de mimos y de insectos zumbones que son capaces de matarse sólo por joder. Me refiero a esos síntomas de personalidad obsesivo-compulsiva que nos hacen sudar y nos dificultan el día a día de la vida en sociedad.

Nuño no soporta que las perchas de su armario miren en más de una dirección. Si hay perchas mirando de frente, todas las perchas deben estar de frente. Una sola percha rebelde es suficiente para ponerle de los nervios, por no mencionar el dramático asunto del porro que se consume sólo por un lado y hace como una cuña. Nacho es de esos hombres que sacan la basura pero si y sólo si se la atas previamente. Si no, buscará la excusa más disparatada para huir del domicilio dejando la bolsa allí, oliendo a rata muerta y llenándose de moscas.

Nuño y Nacho son dos hombres maravillosos. Entre los dos suman sólo tres manías. Otras personas, sin embargo, tienen más. Y la gente les adora.

Julian se pone a chillar si una mujer obesa de edad intermedia entre 27 y 53 años le ofrece comida y sonríe. ¡Es verdad! Hace unos días una especie de mamma griega ciertamente voluminosa nos quiso vender queso en el mercado y tardé más de media hora en encontrarle, tiritando, escondido tras el toldo de los ultramarinos. Tampoco soporta los insectos medio aplastados, sentarse en un asiento público que todavía está caliente y las mujeres que tienen voz de varón. Ivan no puede tocar una aceituna porque le da grima. La sola idea de comerse una le provoca un corte de digestión instantáneo. Y a mi amiga paloma le da asco fumar bajo el sol aunque en invierno se cepilla dos paquetes y medio diarios.

Es absurdo. Y, sin embargo, a todos nos gusta tener nuestras cositas. Hace unos años, raspar la mantequilla en lugar de cortarla lateralmente con un cuchillo sin dentar estuvo a punto de costarme un divorcio y poner los yogures en una bandeja que no sea la más alta de la nevera hace chillar a mi madre como si la fueran a matar. Son cosas absurdas y, sin embargo, nos encantan. Tanto Fraiser como Woody Allen han basado su estrategia en ser neuróticos irremediables, cosechando fama, fortuna y hasta un cierto sex-appeal. Muchas mujeres presumen de lo gruñones que son sus parejas y se pasan la hora del té contándose horrores de tal calibre que partirían el corazón si no fuera por que se mondan y lo celebran comiendo tarta.

A mi me saca de quicio que alguien use mi taza, la tos de mentirijilla, las medias hasta la cintura y los zapatos de medio tacón. Entre otras cosas. Pero cada vez que un amigo descubre una nueva de mis manías me mira como si me hubiera pillado alimentando delfines en el acuario, en lugar de darme un alka-seltzer y pedirme que me calme que es lo que hace la gente cuando uno se porta como un mendrugo y tiene respuestas desproporcionadas por cosas de lo más mundanas.

Supongo que nos encanta tener pequeñas muestras de caracter. Sobre todo de mal carácter.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Todo cuanto se explica, en la belleza, ni explica la belleza, ni es lo bello; la parte que consiente...

Yo descubrí a Ellizabeth Smart de rebote. Rondábamos los dieciocho y un novio al que le gustaba juzgar el libro...

Esto tiene que ser lo que ocurre cuando la gente de fuera del sistema solar intenta hacerse pasar por...

Esta ha sido la Olivetti Lettera 32 de Cormac McCarthy durante 50 años. Y esto es lo que dice...

Tomas alternativas de Branquias bajo el agua, inéditos de Décima Víctima, letras des-hechadas, directos y maquetas de Esclarecidos, Kaka de...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Todos tenemos nuestras manias socialmente aceptadas. Lo dificil es intentar explicar o simplemente hacer comprender esas otras que nos cuesta un poco mas aceptar incluso a nosotros mismos.


Puesto por Magma a las Mayo 30, 2004 04:26 PM

Bueno, no creo que se puedan o incluso se deban explicar las manías de uno, puesto que para cada uno esas manías están más que justificadas, y el que no las comprenda no es otra cosa que un merluzo sin corazón ni educación, y de dimensiones bíblicas. Supongo que lo mejor es tomárselo con filosofía: admitir que te molesta pero no dejar que te moleste más allá de lo lógico... Por eso es bueno darse temporadas de "odio al mundo", en soledad, por aquello de relajar...


Puesto por Dj Qs.JóB a las Mayo 30, 2004 07:40 PM

A mí la visión de las pasas me dan arcadas, y soy absolutamente convencido de que una rodilla femenina es la Forma Perfecta. Pero llamarle manía a eso...


Puesto por Tones a las Mayo 31, 2004 11:45 AM

¿Cómo que no saco la basura si no está atada? Eso es mentira cochina. Otra cosa es que no me guste atar la basura y que prefiera pagar un poco más por esas bolsitas que traen un sistema de cierre. Lo de los picos anudados nunca me gustó ;-)

Nacho el maniático.


Puesto por Nacho a las Mayo 31, 2004 03:10 PM

Cariño, nuna pensé que fuésemos a terminar como esas parejas que se sueltan los trapos sucios en público.

Dicho esto, admito que lo de las perchas puede ser una manía. Es más, no sólo las perchas, también las camisas tienen que mirar a la izquierda.

Pero lo de los porros es una reivindicación absolutamente racional de la simetría. Algo que, por cierto, genera más de un problema cuando te ocurre en un garito y sin mechero a mano. Te planteas si puede más la ansiedad que genera la famosa cuñita o el corte de volver a pedir fuego como un quinceañero en fase experimental.


Puesto por Nuño a las Mayo 31, 2004 05:07 PM

Ya os dije desde el principio que tener un blog iba a ser duro.... especialmente para vosotros. Si no aireo vuestros trapos sucios en mi propio blog, ¿qué lamparones aireo? ¿Los míos?

Anda que a veces teneis unas cosas...

mxxxxx!


Puesto por marta a las Mayo 31, 2004 08:15 PM

pero si es que no se puede atar una bolsa de basura llenísima sin romperla ni acabar metiendo los dedos dentro!!


Puesto por rafa a las Junio 19, 2004 07:11 PM