lastsupper.jpg

Eres un cerdo repulsivo (y otros cuentos)

LPC en Reflexiones | Mayo 29, 2004

Como hace un dia de mierda y estoy de mal humor porque me he resfriado, Julian me manda una noticia simpática que, sin quererlo ni remediarlo, me recuerda a la entrevista que le hace Spencer Reiss a uno de los personajes más fascinantes de la reciente historia de américa: John Poindexter. El hilo -posiblemente febril- es el siguiente.

Una compañía danesa ha decidido regalar a sus empleados una suscripción gratuíta para unas cuantas páginas porno. La idea es graciosa: los directivos de la empresa leen un estudio alarmante que asegura que el 80% de los enlaces que pincha un internauta son páginas porno. Si añadimos aquel estudio australiano que demostraba que uno de cada diez hombres que visitan el baño público de un restaurante acaba haciendo algo más que cambiarle el agua al pajarito, la situación acaba en términos de código rojo. Señores, hay que hacer algo. Nosotros no queremos que nuestros empleados pierdan su valioso tiempo practicando el solitario en nuestras oficinas -dice el presidente en la sala de reuniones. Pero, en lugar de cortar a la americana y ponerlos a todos contra la pared, deciden premiarles con porno gratis. Con un par.

Lo hemos dicho muchas veces: la Red es un centro comercial con demasiados neones, una tendencia que ha tardado poco en salpicar a los medios convencionales. Los reportajes de pornografía infantil que llenan los telediarios o las declaraciones a la prensa de los congresistas acerca de las fotografías recogidas en Abu Ghraib son, en sí mismos, un máster de publicidad. Los términos imágenes que hielan la sangre, escenas dignas del Marqués de Sade y todo lo que se pueden imaginar pero en mil veces peor son difíciles de distinguir del anuncio de una impresora con colores nunca vistos. Por eso algunos periodistas tienen mucho cuidado al hablar de según que cosas en la prensa o la televisión: como ocurre con la anorexia, cuantas más noticias hay sobre pornografía infantil o torturas sexuales, más búsquedas acusa google de los temas en candelero . Esta es la receta para el reclamo perfecto: es abominable, está prohibido y lo puedes encontrar gratis en la Red.

Pero volvamos a la oficina.

Un padre de familia que trabaja de nueve a cinco se encuentra el siguiente banner: ¡Lo nunca visto! Dos gemelas sin brazos ni piernas hacen un 69 en una piscina pública. A vosotros a estas alturas ya os parecerá normal pero él, que es un buen hombre, dice ¡Santo dios!, y piensa que el mundo es un lugar extraño y sigue trabajando. Pocos minutos más tarde, una ventana se abre en su navegador: ¡Vacaciones en la granja! Disfrute del espectáculo nunca visto de tres suecas sordomudas de 13 años practicando sexo anal con un caballo y dos cerdos salvajes. ¡Qué dios me perdone! -por segunda vez. -Pero ¿eso puede ocurrir? Y ya da casi igual que este señor sea uno de esos raros casos que jamás a mirado a una mujer que no sea la suya ni se ha sentido siquiera tentado de acariciar con sus propios dedos la página central de un Man o un Penthouse. Lo más probable es que acabe rindiéndose a la espectacularidad de un Headless underage twins gangbang: know what Anthony Hopkins REALLY likes to do. Porque, seamos sinceros: si hay dos mujeres sin cabeza haciendole mamadas a Hannibal, ¡eso hay que verlo! Aunque sólo sea por curiosidad científica.

En casa no es muy distinto. Pero aquí el problema añadido es que los ordenadores personales no lo son tanto y, salvo que seas uno de esos hombres -o mujeres- solteros que viven en un piso de una sola habitación con su madre ciega o un linuxero con un password imposible, antes o después alguien (una novia, un colega, un inspector de hacienda) verá tu barra de favoritos, el historial de tu navegador o, menos sutilmente, cualquiera de los explícitos iconos que las webs especializadas te dejan por doquier sin que tú te des cuenta. Y lo siguiente que sabes es que estas despedido, tu cuenta del banco ha sido cancelada y tu mujer no quiere ni que la mires de frente porque eres un cerdo sin consideración con los disminuídos físicos, las mujeres sin cabeza y Anthony Hopkins. Y, si te descuidas, te mandan al trullo por pedrasta.

En la era de la banda ancha, el discuro de he visto cosas que no creerías está un poco demodé: todos hemos visto de todo. Todos somos mónstruos pervertidos en la Red. Todos acabamos pillados a las seis de la mañana en la web menos recomendable viendo cosas que no creeríamos si no las estuviéramos viendo y que preferiríamos no haber visto de haber sabido que eran de verdad. Y asumir responsabilidades por lo que haces cuando estas a solas con tu terminal es como ir a la carcel porque alguien leyó tu diario y no le gustó lo que había.

Practiquen conmigo: ¿y a tí quién cojones te manda leer mi puto diario?

Proteger la intimidad de tu propio ordenador es un derecho inalienable, como lo es el proteger tus cartas personales, tu diario, tu agenda y tu cerebro -un lugar donde las más generosas intenciones conviven alegremente con deseos perversos e instintos criminales y no pasa nada, porque sólo te importan a tí. Los numerosos proyectos del DARPA - Total Information Awareness, hoy rebautizado Terrorist Information Awareness por aquello del qué dirán-, los proxys que se guardan bien guardaditos nuestros paseos por la Red y la obesión de algunos gobiernos por prohibir -con métodos fascistas y justificación calvinista- cualquier sistema o programa que te asegure cierta privacidad son amenazas dignas de Philip K. Dick que no deberíamos pasar por alto. Ni siquiera en la oficina.

Ahora, a mi que las empresas regalen porno me parece muy bien y muy moderno.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Todo cuanto se explica, en la belleza, ni explica la belleza, ni es lo bello; la parte que consiente...

Yo descubrí a Ellizabeth Smart de rebote. Rondábamos los dieciocho y un novio al que le gustaba juzgar el libro...

Esto tiene que ser lo que ocurre cuando la gente de fuera del sistema solar intenta hacerse pasar por...

Esta ha sido la Olivetti Lettera 32 de Cormac McCarthy durante 50 años. Y esto es lo que dice...

Tomas alternativas de Branquias bajo el agua, inéditos de Décima Víctima, letras des-hechadas, directos y maquetas de Esclarecidos, Kaka de...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Al leer la noticia de la empresa danesa y vuestros graciosos a la par que sesudos comentarios, no he podido sustraerme de recomendaros una bitácora realmente casposa:

http://blogs.ya.com/cerdo/


Si no la conocéis aún, es un claro ejemplo de todo lo que decís... pero en plan casero


Puesto por Pablo Santiago a las Mayo 30, 2004 12:46 AM

Es una contradiccion, yo que tengo un diario en la red, diga esto. Pero 100% de acuerdo con lo que dices, pero sobre todo en como lo dices.

Me sumo a los que por insana curiosidad echarian un vistazo a Anthony Hopkins en esa situacion.

Se me alegra el dia cada vez que te leo.

Bisou
M.


Puesto por Magma a las Mayo 30, 2004 04:00 PM

no se, hace algunos dias que leo anonimamente tu
-sin palabras-
diario ademas de ver y buscar a anthony,
pero al final, ya ves, es inevitable el deseo de comunicar.
por eso siempre te pillan.


Puesto por charlie a las Junio 18, 2004 03:38 AM

Me parece bien la iniciativa de estos daneses pero creo que alguna empresa española debería ir un poco más allá.

Sexo en el ordenador?? Por qué no poner a una walkiria y a un Rocco Sifredi junto a las máquinas de café y bollería plástica?


Quizás haga un plan de negocio con esta nueva línea de negocio de "vending".

Me gusta tu estilo. Saludos.


Puesto por Eduard a las Junio 20, 2004 03:35 PM

fantastico....hacia mucho tiempo que no leia algo tan inteligente....,quizas sea porque deambulo demasiado por esos lugares prohibidos, de mal gusto....es que la curiosidad mato al gato
saludos
pd concuerdo contigo en un 100 %


Puesto por buitre a las Junio 20, 2004 03:50 PM

hola nunca habia entrado a esta pagina pero me gustu el cuento


Puesto por natalia a las Enero 3, 2005 02:19 PM

Qu hago estoy peor no consigo marido y no tengo sexo normal,estoy a punto de enfermarme


Puesto por CECILIA a las Mayo 30, 2005 01:44 AM