lastsupper.jpg

Split

LPC en | Marzo 31, 2004

Pues estoy en Split que, además de un montón de cosas divertidas en inglés, es la segunda ciudad más importante de Croacia, un trozo de costa adriática con turismo salvaje y una cerveza negra que mata sólo con mirar; Ozjusko. Como mi conexión es algo errática y la mitad de mis mails vuelven a mis manos sin llegar a su destino, me he permitido el lujo de hacer una redacción.

Split es encantadora de dia, puro aire mediterraneo (aunque el mar que baña las costas es el Adriatico), ferris que viajan por todas las islas y un street market de lo más singular, lleno de turistas comprando flores silvestres y así. De noche, sin embargo, es totalmente siniestra. Los bares cierran muy pronto, a las doce están todos durmiendo y lo único que queda son las ruinas de la ciudad que ríete tú de santiago o de Salamanca.

Aparentemente, romanos, turcos y mongoles se dejaron aquí la tira de cosas hace unos 1800 años y los croatas han tenido buen cuidado de que no se derrumben (del todo) aunque se nota la típica dejadez de aquellos que tienen antiguallas de sobra: hay piezas de museo sujetando plantas en las terrazas y los yonquis y los borrachos bajan a las catacumbas para dormir la mona. Luego está la iluminación. Lo que en una ciudad castiza sería cálido ámbar sobre la piedra desgastada y arbolitos con bancos en los que meterse mano aquí es una luz mortecina de un blanco inmaculado que da más miedo que la ostia. La ciudad entera -particularmente nosotros que vivimos en pleno centro, bajo los arcos del Templo de Júpiter- parece una versión de Quake a punto de comerte los hígados.

La lechuga esta de vicio pero el pescado tiene cabeza cuando lo pides en un bar y nunca he visto una expresión como la de los pobres bacalaos colgando ahumados
en el mercado: la agonía que reflejan no tiene igual en el mundo civilizado y parecen más demonios antiguos castigados por su ruindad que pescaditos de agua salada preparados para bocata. Con razón Dante era vecino y mi compañero de mesa, Vegano. Comerse una sardina en un restaurante local requiere sin duda un fuerte instinto criminal.

Durante el viaje -unas siete horas y media desde Zagreb- atravesamos varios pueblecitos de vacas y pollos y notamos algo llamativo que tardamos un rato en definir. Es la guerra: las casas que miran a la carretera parecen un queso holandés. Algunas fachadas tienen tantos agujeros de balas que se puede ver a la abuela pelando las patatas en la cocina mientras los niños juegan con piedras en los tanques abandonados. Croacia es una pais inmenso con tan solo tres millones de habitantes en total. Zagreb aloja a millón y medio y Split, unos 300.000.

Había oído hablar mucho y bien de la belleza insoportable de las mujeres croatas pero tengo que decir que aún estoy a la espera de confirmar este dato. De momento puedo decir que comen más pizza de la que deben y tienen fama de difíciles aunque se cubren de maquillaje desde primera hora de la mañana y visten como si fueran a vender su virginidad. El ejemplar más bonito que he visto es la novia de nuestro amigo Tonxi, que sería una preciosidad si no fuera más ancha que larga aunque, pensandolo bien, sería tan sólo una gordita simpática si estuviéramos en Madrid. Mira que son guapas las españolas. Marco, el único croata que había conocido hasta hoy, guarda poco parecido con los hombres del lugar. Así a primera vista son dulces por naturaleza pero brutos como un arado y, a diferencia de él, feos como una espinilla en la punta de la nariz. En lo que a mi respecta, parezco firmemente abocada a un periodo de fidelidad. Puede que hasta me guste.

Aqui se come pizza, pescado y acelgas -blitva- y la cerveza más simpática se llama Lasko. El pastel de manzana o jalea de frutas es el más popular entre los turistas pero lo cierto es que la bollería me recuerda vivamente a la que hace el panadero de Negreira, un pan de ponerse tibio y una cosa similar al pastel de reyes de harina y huevo pero con un punto de azahar que no me convence del todo. Los domingos vas a misa tanto si quieres como sin no: algún cura con iniciativa se cansó de amenazar a los que pasaban del sermón y tapizó la pared de la iglesia con hermosos altavoces que te informan en todo momento sobre los hornos de satán sin que tengas que sacar el culo de la cama. Gracias a este sistema pudimos ayer apreciar el coro de los niños entonando el aleluya como si hubieran pasado la noche con nosotros, con esa sensación de no saber qué demonios bebiste anoche y quiénes son esos hombres desparramados entre tus sábanas.

En unos días volmenos a Zagreb donde espero tener conexión y poder contestar e correo como merece aunque alguien nos está comiendo ámbas orejas para que vayamos unas semanas a Vis y montemos una red wireless entre los medialab de la zona. Julian quiere ir porque su amiga Honor, de Loqualia, dice que es el lugar más bonito del mundo y, como ella ha viajado mucho, deducimos que algo tendrá las isla y nos morimos por ir.

Mi pequeño y viejo laptop es la envidia de la pandilla porque tiene patitas para el teclado y unos altavoces que ya quisieran los modelos más molones del estudio local. Se enciende un poco cuando le sale del coño pero, cuando lo hace, soy yo la que pincha porque sueno la mejor. Dice Julian que Compaq empezó a hacer basura en cuanto vendió este modelo. Por lo demás las teclas están duras como tornillos secos y escribir este post me cuesta una media de centímetro de yema de dedo cada cuarto de hora.

Datos de interés general. Aquí el paquete de tabaco cuesta poco más de un euro y puedes comprar un ramo de violetas por 0,20 centimos. El mejor restaurante de la ciudad -pasta con trufas blancas o carpaccio de salmon- cuesta unos 6 euros aunque los hoteles están poco más o menos como los europeos de normal -unos 50E la noche con desayuno y ya- y el ancho de banda es un asco, de cortarse las venas. Espero que, en ese aspecto, vaya mejor Budapest.

Mi bonita piel de blanca porcelana ya no parece blanca porcelana después de dos días de pereza bajo el sol pero, mientras estamos aqui, mato el tiempo aprendiendo código y practicando el sexo sobre cualquier superficie medianamente horizontal. Me he pasado definitivamente al software ligero y molón (vim, mutt) y, como ya habíamos previsto, estoy asombrosamente dotada para el lenguaje de programación. Cuando no estoy aporreando mi pequeño portatil tomo el sol frente al puerto, en cualquiera de los bancos que hay en el paseo, mirando al mar.

Y así está la cosa. Las fotos, cuando consiga encontrar mis cables o los módulos que necesito para el adaptador de CompactFlash, lo primero que pase.



BUSCA en LPC

  

ULTIMOS POSTS
Todo cuanto se explica, en la belleza, ni explica la belleza, ni es lo bello; la parte que consiente...

Yo descubrí a Ellizabeth Smart de rebote. Rondábamos los dieciocho y un novio al que le gustaba juzgar el libro...

Esto tiene que ser lo que ocurre cuando la gente de fuera del sistema solar intenta hacerse pasar por...

Esta ha sido la Olivetti Lettera 32 de Cormac McCarthy durante 50 años. Y esto es lo que dice...

Tomas alternativas de Branquias bajo el agua, inéditos de Décima Víctima, letras des-hechadas, directos y maquetas de Esclarecidos, Kaka de...


ENVÍA ESTA ENTRADA

A la dirección de correo:


Tu dirección de correo:


¿Quieres incluir un mensaje?




LPC en tu buzón

Archivos







Oh... Anda usted por legendarias tierras europeas en lo que a baloncesto se refiere. Podría enterarse por mí, ya que por ahí se aloja, del porqué de su intrínseca calidad o, mejor ya que nos ponemos, se nos manga un entrenador de cantera, y se lo trae de paquete en Ryanair. Si lo deja en Sevilla, yo pago el exceso de equipaje.


Puesto por Dj Qs.JóB a las Marzo 31, 2004 07:23 PM

Envidia!, eso es lo que siento ahora mismo.
Y no solo por que estes dorando la porcelana de tu cuerpo en remotos y escondidos parajes, ni por estar estirada en un banco mientras te sirven cerveza risueña, ni mucho menos por el TANTISIMO SEXO QUE ESTAS PRACTICANDO.

Si no por.........o tal vez si. Mierda!

Muchos besos


Puesto por Magma a las Marzo 31, 2004 08:37 PM

Pues si split te parece maravilloso... no te pierdas Dubrovnik. De ensueño. Ni Korcùla..., ni el parque nacional del Krka...Afortunada tu. Qué envidia... y volver, volver,volver...


Puesto por Krka a las Abril 1, 2004 12:23 PM

"Croacia es una pais inmenso con tan solo tres millones de habitantes en total. Zagreb aloja a millón y medio y Split, unos 300.000". Hum, Petite, lo de que es inmenso, bueno, habría que ver con qué lo comparas. Aún así, los datos de población no me cuadran...

¡Qué envidia nos das!

:-)


Puesto por sindri a las Abril 3, 2004 11:33 AM

a q pollas te dedicas tu q estas alli follando como loca y tomando el sol como un lagarto?


Puesto por kikar a las Abril 5, 2005 07:51 PM

http://www.ringtones-dir.com/get/ ringtones site. Download ringtones FREE, Best free samsung ringtones, Cingular ringtones and more. From website .


Puesto por ringtones free a las Junio 30, 2006 12:01 AM